lunes, abril 30, 2012

481 - Víctima de la vida y del amor.

Cuando finalmente había recogido y pegado todas las piezas de su corazón y empezaba a disfrutar de nuevo la vida y a sentirse a gusto con su soltería, llegó aquel hombre alto y moreno a arrebatarle su remendado corazón de sus delicadas manos.

Cuando empezó amar y a disfrutar cada momento que pasaba con este hombre, él rompió su corazón  de nuevo y la dejó sola con la ardua tarea de recoger y pegar  las miles de piezas en la que había partido su corazón  para que el próximo hombre en la cola viniera a romperlo de nuevo.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario