domingo, abril 29, 2012

480 - El misterio de la habitación de Toby.

Cuando la Señora Walden se detuvo encima de la alfombra que decía “Bienvenido” para abrir la puerta de su casa, se dio cuenta de que la cerradura había sido forzada y que la puerta estaba entreabierta.

Al entrar a su casa, la Señora Walden sintió que el mundo se le derrumbaba a sus píes, su limpia y perfecta casa estaba hecha un desastre; muy asustada la Señora Walden empezó a llamar a su hijo Toby mientras examinaba la casa.

- ¡¡¿Toby?!! - Lo llamó, mientras examinaba la cocina y caminaba sobre los restos de los platos rotos que se encontraban esparcidos por el suelo.

- ¡¡¿Toby?!! - Lo llamó, mientras examinaba la sala de estar y veía todos sus muebles desgarrados, las sillas del comedor rotas y la mesita que estaba llena de fotos familiares partida por la mitad.

- ¡¡¿Toby?!! - Lo llamó, mientras subía las escaleras, apoyándose en la pared, porque además de que le faltaban algunos escalones, la barandilla estaba hecha pedazos.

- ¡¿Toby?! ¿Estás aquí? - Lo volvió a llamar cuando alcanzó la habitación de su pequeño y cuando puso su mano en la perilla...

- No entres allí mami...

- ¡TOBY! - Gritó la Señora Walden de emoción al darse la vuelta y encontrar a su pequeño parado en medio del corredor, señalando su habitación, todo sucio y despeinado.

- No entres allí mami - Seguía repitiendo Toby mientras su mamá lo abrazaba y lo besaba - No entres allí mami...

- ¿Estas bien hijo? ¿Qué pasó aquí? - Le preguntaba la Señora Walden a su hijo, tratando de obtener una explicación de lo que le había sucedido a la casa.

- No entres allí mami...

- Pero ¿por qué hijo? ¿Qué hay allí dentro?

- No entres allí mami...

La Señora Walden, si ni siquiera tomarse un segundo para indagar lo que había en la habitación de su pequeño, tomó a su hijo, lo montó en el carro y se fueron lo más lejos que pudieron de ese lugar, y todavía hoy, quince años después, la Señora Walden escucha a su hijo decir “No entres allí mami...” cada vez que éste está teniendo una pesadilla.

Fin.



Comparte este Post:

2 comentarios: