lunes, abril 30, 2012

481 - Víctima de la vida y del amor.

Sir Helder Amos | lunes, abril 30, 2012 |
Cuando finalmente había recogido y pegado todas las piezas de su corazón y empezaba a disfrutar de nuevo la vida y a sentirse a gusto con su soltería, llegó aquel hombre alto y moreno a arrebatarle su remendado corazón de sus delicadas manos.

Cuando empezó amar y a disfrutar cada momento que pasaba con este hombre, él rompió su corazón  de nuevo y la dejó sola con la ardua tarea de recoger y pegar  las miles de piezas en la que había partido su corazón  para que el próximo hombre en la cola viniera a romperlo de nuevo.

Fin.

domingo, abril 29, 2012

480 - El misterio de la habitación de Toby.

Sir Helder Amos | domingo, abril 29, 2012 |
Cuando la Señora Walden se detuvo encima de la alfombra que decía “Bienvenido” para abrir la puerta de su casa, se dio cuenta de que la cerradura había sido forzada y que la puerta estaba entreabierta.

Al entrar a su casa, la Señora Walden sintió que el mundo se le derrumbaba a sus píes, su limpia y perfecta casa estaba hecha un desastre; muy asustada la Señora Walden empezó a llamar a su hijo Toby mientras examinaba la casa.

- ¡¡¿Toby?!! - Lo llamó, mientras examinaba la cocina y caminaba sobre los restos de los platos rotos que se encontraban esparcidos por el suelo.

- ¡¡¿Toby?!! - Lo llamó, mientras examinaba la sala de estar y veía todos sus muebles desgarrados, las sillas del comedor rotas y la mesita que estaba llena de fotos familiares partida por la mitad.

- ¡¡¿Toby?!! - Lo llamó, mientras subía las escaleras, apoyándose en la pared, porque además de que le faltaban algunos escalones, la barandilla estaba hecha pedazos.

- ¡¿Toby?! ¿Estás aquí? - Lo volvió a llamar cuando alcanzó la habitación de su pequeño y cuando puso su mano en la perilla...

- No entres allí mami...

- ¡TOBY! - Gritó la Señora Walden de emoción al darse la vuelta y encontrar a su pequeño parado en medio del corredor, señalando su habitación, todo sucio y despeinado.

- No entres allí mami - Seguía repitiendo Toby mientras su mamá lo abrazaba y lo besaba - No entres allí mami...

- ¿Estas bien hijo? ¿Qué pasó aquí? - Le preguntaba la Señora Walden a su hijo, tratando de obtener una explicación de lo que le había sucedido a la casa.

- No entres allí mami...

- Pero ¿por qué hijo? ¿Qué hay allí dentro?

- No entres allí mami...

La Señora Walden, si ni siquiera tomarse un segundo para indagar lo que había en la habitación de su pequeño, tomó a su hijo, lo montó en el carro y se fueron lo más lejos que pudieron de ese lugar, y todavía hoy, quince años después, la Señora Walden escucha a su hijo decir “No entres allí mami...” cada vez que éste está teniendo una pesadilla.

Fin.



miércoles, abril 25, 2012

476 - Ejercitando.

Sir Helder Amos | miércoles, abril 25, 2012 |
Con cada movimiento sentía que le prendía fuego a toda la grasa que tenía almacenada en su cuerpo, y disfrutaba viendo como ésta se quemaba lentamente, riéndose de sus gritos que pedían ayuda y compasión.

Fin.

lunes, abril 23, 2012

474 - Pasando el Dolor de Cabeza.

Sir Helder Amos | lunes, abril 23, 2012 |
Imaginé a mi mamá entrar a mi habitación y que me encontraba muerto, sin cabeza y con los restos de mis sesos esparcidos por toda la habitación manchada de sangre; la imaginé gritar y salir corriendo pidiendo ayuda.

Imaginé a los señores de la morgue recoger mis restos y luego tratar de armar nuevamente mi cabeza, como si fuera un rompecabezas, mientras me preparaban para mi velorio.

Me imagine a mis familiares y amigos llorando frente a mi urna, que siempre se mantuvo cerrada debido a lo horrible que había quedado después de que me hubieran cosido y pegado nuevamente mi cabeza, a la cual todavía le faltaban pedazos de piel y carne que no se pudieron recuperar.

Me imaginé el entierro en un día lluvioso, donde todos se salpicaban sus zapatos negros brillante de barro opaco y sucio.

Y cuando imaginé que todo había acabado y que ya estaba tres metros bajo tierra, me di cuenta de que ya no me dolía la cabeza.

Fin.

domingo, abril 22, 2012

473 - El Dolor de Cabeza.

Sir Helder Amos | domingo, abril 22, 2012 |
A pesar de haberse tomado un par de pastillas, sentía como si su cabeza fuera a explotar en cualquier momento y que sus ojos y sus sesos saldrían volando por toda la habitación, manchando todas las paredes y ventanas de sangre.

Fin.

sábado, abril 21, 2012

472 - Mi hijo el Carpintero.

Sir Helder Amos | sábado, abril 21, 2012 |
Me ponía los pelos de punta verlo trabajar y crear los más bellos ataúdes de madera, porque sabía que si cometía el más ligero error y una estaca o astilla de madera se le clavara en el corazón lo convertiría en polvo en menos de un segundo y lo perdiera para siempre; pero el brillo que emitían sus ojos al trabajar la madera, hacían valer la pena el riesgo.

FIN.

viernes, abril 20, 2012

471 - La mujer araña.

Sir Helder Amos | viernes, abril 20, 2012 |
No podía escalar paredes, ni lanzar telaraña por sus brazos, ni mucho menos tenía un sexto sentido arácnido; pero cada vez que salía embarazada mataba al procreador de la criatura, y se lo comía poco a poco para estar bien alimentada durante los 9 meses de gestación.

Fin.

jueves, abril 19, 2012

470 - Encuentro cercano.

Sir Helder Amos | jueves, abril 19, 2012 |
Desde el otro lado del bar, la viuda del pueblo, divisó a su próxima víctima: Un hombre de belleza inimaginable, de tez blanca un poco bronceada por el sol, con cabellos cenizos, ojos azules como el mar y una sonrisa que podía cautivar hasta a la misma Virgen María.

La viuda, hambrienta, se acercó a él, y tras varias cervezas y una charla amena, logró llevárselo para su casa.

Al llegar, se fueron directamente a la habitación de la viuda, donde empezaron a besarse y a tocarse apasionadamente, la viuda no podía creer que iba a tener a semejante hombre, aunque fuera solo por una noche.

Después de varios minutos besándose, la viuda sintió como un líquido pastoso bajaba por su garganta y de un empujón alejó al hombre de ella, para ver horrorizada como este estaba vomitando un líquido marrón viscoso, y que por sus fosas nasales, en cambio, le salían chorros y chorros de un liquido naranja claro, mientras que sus ojos emitían una luz muy brillante que aumentaba con cada segundo que pasaba.

La viuda no podía creer lo que estaba presenciando y antes de poder huir, quedó cegada por aquella brillante luz proveniente del hombre en frente de ella, perdiendo el conocimiento.

Al despertar en su cama, la viuda creyó, aliviada, que todo había sido una horrible pesadilla, pero al levantarse, sintió como sus píes pisaban aquella asquerosa sustancia marrón viscosa que había salido de la boca de aquel hombre y antes de volver a desmayarse, vio como en el alféizar de la ventana habían marcas de lo que parecían unas gigantescas garras.

Fin.

lunes, abril 16, 2012

467 - Un sueño realista.

Sir Helder Amos | lunes, abril 16, 2012 |
Entré corriendo al baño, ya no aguantaba más, como pude me  bajé el cierre de mis pantalones y cuando empecé a orinar... desperté de un brinco, estaba soñando, todo fue un sueño, estaba soñando pero...

¡Oh no! ¡No otra vez!..

Fin.

sábado, abril 14, 2012

465 - Una broma mortal.

Sir Helder Amos | sábado, abril 14, 2012 |
Desprevenido, agarré a mi mejor amigo por la espalda y le susurré al oído: “Esto es un atraco.” y sin dudarlo ni un momento, ni darse cuenta de que era yo, sacó su pistola y me disparó en la cabeza.

Fin.

jueves, abril 12, 2012

463 - La pesadilla.

Sir Helder Amos | jueves, abril 12, 2012 |
Se pellizcaba y se pellizcaba a sí mismo para ver si así se despertaba y volvía a encontrarse sano y salvo en la comodidad de su cama.

Fin.

miércoles, abril 11, 2012

462 - El osito de peluche feo.

Sir Helder Amos | miércoles, abril 11, 2012 |
Desde que fue elaborado, hace un par de años, ha permanecido sentado en el mismo lugar del estante donde es exhibido para su venta, viendo como miles de niños elegían llevarse a casa y darle amor y cariño a los otros ositos de peluche que eran más bonitos que él, generándole un gran deseo tener vida propia para poder quemar a todos los ositos de peluche bonitos y matar a todos aquellos niños y adultos que en algún momento u otro de su estancia en la juguetería lo han despreciado.

Fin.

martes, abril 10, 2012

461 - Un hombre bien dotado.

Sir Helder Amos | martes, abril 10, 2012 |
- Toma...
- ¿Qué es esto?
- La tarjeta del mejor ginecólogo de la ciudad.
- ¿Y para que me das...?
- Porque cuando terminemos, necesitaras una reconstrucción vaginal.

Fin.

miércoles, abril 04, 2012

455 - Encadenado.

Sir Helder Amos | miércoles, abril 04, 2012 |
Quería salir corriendo y conocer el mundo, pero su teléfono inteligente todavía no estaba completamente cargado.

Fin.

lunes, abril 02, 2012

453 - Manuela.

Sir Helder Amos | lunes, abril 02, 2012 |
Es el nombre que hoy lleva mi hija en honor a todas aquellas noches de insomnio largas y frias que pasé solo antes de conocer a mi amada esposa.

Fin.

domingo, abril 01, 2012

452 - El sacrificio, o, el salvador de la cosecha.

Sir Helder Amos | domingo, abril 01, 2012 |
Inmovíl, después de que le hubieran roto la columna vertebral, no sentia su cuerpo ni dolor alguno; siendo los ultimos latidos de su corazon en las manos del sacerdote elevadas en el aire la ultima cosa que vio antes de ascender directamente al mundo de los Dioses.

Fin.