lunes, noviembre 12, 2018

1274 - Calentamiento Global.

Sir Helder Amos | lunes, noviembre 12, 2018 |
Era un caluroso, soleado, amarillo y normal día en el desierto cuando de pronto el cielo se nubló, cubriéndose de unas oscuras nubes de tormenta que trajeron consigo un terrible aguacero.

Los camellos se levantaron sorprendidos y estiraron su largo cuello al cielo para abrir sus bocas. Mientras que los demás insectos y animales del desierto intentaron esconderse y enterrarse lo más que pudieron en la mojada arena.

Los niños gritaban de emoción y jugaban bajo la lluvia, y los adultos alababan al cielo, agradecidos por aquel milagro que demostraba la existencia del creador.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, octubre 31, 2018

1273 - La Duda del Fantasma Filosófico.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 31, 2018 |
Se paró frente al espejo y al no ver su reflejo dudó de su existencia.

- ¿No existo? -se preguntó, mirándose sus semitransparentes y blancuzcas manos.

En ese momento, la ama de llaves entro en la habitación y al ver a su difunto Señor, pegó un grito horrorizada y huyó corriendo.

- ¿Sí existo? -se preguntó, mirándose sus semitransparentes y blancuzcas manos.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, octubre 29, 2018

1272 - Las Calabazas de Halloween.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 29, 2018 |
Se dejó caer en la tierra bajo el ardiente sol, estaba cansado y enojado. Pero tras un largo momento, levantó la cabeza, se quitó el sudor de la frente y miró al jardín de calabazas que estaba a unos pocos metros de él, eran realmente hermosas, grandes y de un color naranja tan brillante que estaba seguro que brillarían en la oscuridad, por lo que sí eran perfectas para Halloween.

- ¡Maldita bruja! -exclamó, al ponerse de pie nuevamente, luego corrió  hacía donde las calabazas estaban para tratar de recogerlas, pero al acercarse, aquellas calabazas empezaron a rodar por el jardín, huyendo, al mismo tiempo que emitían un sonido muy parecido al de una carcajada burlona. 

 Y en su corredera por tratar de recoger su cosecha, recordó con amargura a aquella peculiar y misteriosa mujer que le había dado esas semillas de calabazas durante la noche de Halloween del año anterior, y se sintió muy estúpido por haber pensado que su atuendo era tan solo un disfraz.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


Reto Literario: Halloween.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 29, 2018 |

El Reto Literario del fin de semana consistió en escribir un Microcuento utilizando algunas palabras de Halloween con otras no tan de Halloween. Y estos fueron algunos de los participantes:



 Y ahora el Reto es para ustedes, así que pueden dejar sus Microcuentos para este Reto de Halloween  en los comentarios de esta entrada. Además, les recuerdo que pueden el resto de los Microrrelatos participantes en el Momento en Twitter,

viernes, octubre 26, 2018

1271 - La Suerte del Gato Negro.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 26, 2018 |
Cuando el gato negro llegó a su nuevo hogar, se sintió afortunado al ser adoptado por un convento en vez de por una bruja que fuera a usarlo como medio para sus hechizos. Porque había escuchado como varios de sus amigos habían perdido más de una vida por culpa de las horrendas brujas.

Pero después de un par de semanas viviendo tranquilamente entre las monjitas, en la primera luna llena que apareció desde su llegada, las religiosas lo agarraron y lo llevaron frente al altar, donde lo alimentaron y lo acariciaron hasta que el reloj marcó las doce. Luego, instantáneamente, como si una entidad hubiera poseído a las delicadas monjitas, todas estas empezaron a rezar a gritos, sacaron sus pesadas biblias y comenzaron a golpear frenéticamente al desafortunado gato negro, matándolo una y otra vez hasta dejarlo sin vidas.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


martes, octubre 23, 2018

1270 - El Fantasma Floreado.

Sir Helder Amos | martes, octubre 23, 2018 |
Cuando los amigos que compartían el departamento con la difunta Karina regresaron del velorio, estaban consternados, ella era tan joven y bella, pero al mismo tan desordenada y alocada que su muerte no los tomó por sorpresa.

Entre todos recogieron sus cosas y cuando llegaron a la lavandería sonrieron con nostalgia, al ver la cesta de la ropa sucia repleta de toda la ropa y sábanas que tenía Karina, porque una de las cosas más características en ella era que siempre usaba sus camisetas varias veces o, incluso, al revés porque nunca tenía ropa limpia debido a que detestaba lavar.

Pero mientras la recordaban, todos se quedaron petrificados al sentir una gélida ventisca en la lavandería y, frente a sus ojos, apareció flotando sobre ellos una sábana floreada (muy fea) semitransparente que tenía dos agujeros por donde se podían ver los ojos de la difunta Karina.

Asustados y confundidos al ver el tan peculiar fantasma, uno de ellos no pudo contenerse y preguntarle:

- ¿Ka-karina? ¿E-e-eres tú?

A lo que el fantasma  asintió levemente. Y sintiéndose un poco más en confianza con el fantasma de su difunta amiga, otro, que era más curioso le pregunto:

- ¿Qué hay con esa sabana floreada? ¿Los fantasmas no se suponen que son blancos?

Pero a lo que vieron al fantasma tildar un poco la cabeza a donde estaba la cesta de la ropa sucia, todos se olvidaron del miedo que sentían y rieron a carcajadas.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos