lunes, junio 24, 2019

1325 - El Príncipe de la Casa.

Sir Helder Amos | lunes, junio 24, 2019 |
Cuando volví a casa de mis padres durante las vacaciones de verano, me sentía muy nervioso, porque desde que me había ido a estudiar en la universidad, el trato de mis padres hacía mí había cambiado. Antes ellos eran estrictos, fríos y calculadores, pero desde que me fuí, sus mensajes y videollamadas estaban llenos de amor y calidez.

Así que antes de entrar a casa me quedé parado frente a la puerta, nervioso y ansioso por ver cómo me tratarían mis padres al tenerme de regreso por unas semanas.

Afortunadamente, mi gato fue el primero en verme y se acercó a mi para rozar su cuerpo contra mis pierna. Lo que me hizo relajarme y lléname de valor para entrar a casa. Así que abrí la puerta y ambos entramos.

Al escuchar la puerta, mi mamá se asomó desde la cocina que estaba al fondo de la casa y, al verme, se le cayó el plato que estaba sosteniendo y pegó un grito emocionada:

- ¡Ya volvió! ¡Ya volvió! ¡Antonio! ¡El Príncipe ya volvió! -le anunció a mí papá, que se encontraba en el piso de arriba.
- ¡¿Ya volvió el Príncipe?!
- ¡Sí, Antonio, baja, rápido! ¡Ya volvió!

Ante tanta emoción por mi regreso a casa, me sentí un poco incomodo y apenado, mis padres nunca habían sido tan afectivos conmigo, así que me puse rojo como un tomate.

- Pero no te quedes ahí, parado, ven, mi príncipe querido, ven a la cocina para prepararte algo de comer -exclamó mi mamá, así que cargue a mi gato y me fuí a la cocina con él entre mis manos, acariciando su pelaje para mantener mis nervios bajo control.

- Disculpa que no te haya preparado algo más delicioso -se excusó mi mamá, mientras abría unas latas de atún-. Pero no sabíamos cuándo volverías, mi príncipe querido.
- Yo les avise que hoy regresaba -respondí, recordando haberles envíado un mensaje-. Y no te preocupes por la comida, mamá, recuerda que a mi me gusta comer de todo.

Al escuchar mi respuesta, mi mamá se volteó y me dedicó una mirada perpleja y una sonrisa forzada. Mientras tanto, escuchaba los pasos de mi papá bajar las escaleras.

- ¿Dónde está? -gritó-. ¿Dónde está el Príncipe de esta casa?
- ¡Aquí en la cocina! -le respondí, con una gran sonrisa, porque me estaba empezando a agradar tanta atención y cariño por parte de mis padres.

Al entrar a la cocina, mi papá pegó un grito de emoción:

- ¡Aquí está mi Príncipe! ¡Pensé que nunca regresarías! -exclamó, abriendo sus brazos.

Emocionado, me acerqué para abrazarlo pero cuando me doble para soltar al gato, mi papá también se dobló y lo agarró antes de que yo lo pusiera en el piso.

- ¡No te vuelvas a perder así, Príncipe, que nos tenías preocupados! -exclamó mi papá, regañando al gato y alzándolo en el aire.
- Muy, muy preocupados -añadió mi mamá, acercándose a mi papá con un plato lleno de atún-. Ponlo en el piso, Antonio, para que coma algo que debe estar hambriento.
- ¡Claro! ¡Si tiene tres días desaparecido! -dijo mi papá, acariciando al gato y poniéndolo en el piso.

Tras un pequeño maullido, el gato se puso a comer mientras mis padres, tomados de la mano, lo veían com una gran sonrisa en sus rostros.

Y luego, después de un largo rato, cuando el gato casi había terminado su plato de atún, fue que mi padre me miró y notándome por primera vez me dijo:

- ¡Eh! ¡Hijo! ¿Qué tal el viaje?

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, junio 19, 2019

1324 - La Dominatrix.

Sir Helder Amos | miércoles, junio 19, 2019 |
Pretendía enamorarla regalándole rosas, chocolates y peluches. Sin sospechar que detrás de aquel hermoso y angelical rostro, lo que ella deseaba era un par de esposas, un látigo y muchos atuendos de cuero negro.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, junio 06, 2019

1323 - La Mujer Vainilla.

Sir Helder Amos | jueves, junio 06, 2019 |
Por dónde quiera que pasaba, hacía que todos voltearan su mirada gracias al rastro que su caro y delicioso perfume de vainilla dejaba. Pero de nada valía su delicioso aroma, porque todo aquel osado que se atrevía conocer su esencia terminaba con un mal sabor de boca.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, mayo 30, 2019

1322 - La Pesadilla.

Sir Helder Amos | jueves, mayo 30, 2019 |
Se sentó súbitamente en la fría cama, estaba bañado en sudor y su corazón le latía rápidamente. Miró a su alrededor y pasó su mano por el otro lado vacío de la cama. Al comprobar que no había nadie, soltó un suspiro y se llevó las manos a la cara antes de comenzar a llorar desconsoladamente.

Lágrimas de frío, miedo, ansiedad y desesperación bañaron su rostro, mientras su corazón seguía latiendo a millón. De pronto, sintió un roce en su pierna. Y, aterrado, levantó la mirada preguntándose cómo podía ser posible si estaba solo, ¿acaso todo no había sido una pesadilla?.

De nuevo, miró a su alrededor, tiritando, pero confirmó que estaba solo. Sin embargo, sintió otro roce en su pierna y palideció. Segundos después, un golpé en su estómago...

Se sentó súbitamente en la fría cama, estaba bañado en sudor y su corazón latía rápidamente. Miró a su lado y allí estaba, su amor dormía plácidamente con sus piernas montadas sobre las de él mientras lo abrazaba por el estómago.

- ¿Todo bien, querido? -le preguntó, entre abriendo sus azules ojos.
- Sí, amor, solo tuve un mal sueño -le respondió, peinándose con las manos.
- ¿El monstruo de nuevo?
- No, esta vez no fue el monstruo, fue mucho peor, nunca antes había tenido una pesadilla tan horrible.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, mayo 27, 2019

1321 - Los Monos y el Cazador.

Sir Helder Amos | lunes, mayo 27, 2019 |
En una esquina de aquella ciudad tan agitada, tres monos se sentaban,  todas las mañanas, en el alto muro que debía de mantenerlos encerrados a mirar a los citadinos pasar.

Estos monos no eran como sus sabios antepasados 🙉🙈🙊, si no que eran muy tontos e irrespetuosos, así que desde la altura y seguridad que su muro les brindaba, pasaban la mañana burlándose de todos los citadinos que pasaban para divertirse un rato y darle sentido a su vacía y miserable vida.

- ¡Mira esa narizona! ¡Nariz de tucán! -le gritó uno a una mujer que pasaba, para que los otros dos se rieran.
- ¡Mira a esa mujer, que bella con su pelo largo! -le gritó otro, a un hombre de pelo largo, y los otros dos monos se destornillaron de la risa.
-  ¡Ahí viene el mongólico! ¡El mongólico! ¡Cuidado los chispea con su baba! -gritó el tercero, señalando al pobre hombre con discapacidad, para que los otros dos se rieran.

Pero a pesar de sus comentarios impertinentes y su falta de respeto, la gente que pasaba por debajo de los monos era más inteligente que ellos, y solo se limitaban a voltear los ojos 🙄 y seguir su camino ignorándolos, porque sabían que discutir con ellos era solo una pérdida de tiempo.

Sin embargo, en un soleado día de verano, los tres monos vieron a un hombre vestido de manera muy peculiar con unos pantalones cortos color beige, un chaleco y un salacot del mismo color; así que al ser un target perfecto aprovecharon para burlarse de él:

- ¿Y dónde es el safari? -le preguntó uno.
- ¿Se te perdió la selva? -le preguntó otro.
- ¡Este es tan feo que no necesita rifle para cazar! Les apuesto que a lo qué los animales lo ven se mueren del susto -comentó el tercero, lo que generó una carcajada entre los tres monos.

El cazador escuchó los insultos de los monos sin enojarse. Pero cuando estos se callaron, sacó un pequeño revólver de sus bolsillo y ¡Pum 💥!, ¡Pum 💥!, ¡Pum 💥! mató a los tres monos y siguió con su camino.

El cazador no volvió a pasar por aquella esquina por temor a que alguien le reclamara el asesinato de los monos, pero en realidad las personas que la concurrían todos los días nunca notaron la ausencia de estos.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, mayo 13, 2019

1320 - El Pesimista y el Rebelde.

Sir Helder Amos | lunes, mayo 13, 2019 |
- ¿Y por qué no lo intentas?
- ¿Para qué? Si ya sé que todo va a salir mal.
- Eso no lo sabes, ni lo sabrás hasta que lo intentes.
- No, de eso estoy seguro, conmigo se aplica la Ley de Murphy
- ¿Y acaso nunca has escuchado el dicho que dice que las leyes se hicieron para romperse? -le preguntó, quitándose la chaqueta de cuero rojo y lanzándosela en la cara- ¡Pruébatela e inténtalo!

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


viernes, mayo 10, 2019

1319 - El Mejor Regalo del Día de las Madres.

Sir Helder Amos | viernes, mayo 10, 2019 |

Reto Literario del Día de la Madre 2019

- Recuerdo aquel día de mayo, después de 5 años y 6 meses sin verlo llegó sin flores, pero con una gran sonrisa. Fue el mejor regalo del día de las madres que recibí ese año, me sentí tan feliz como la primera vez que lo sentí dentro de mi barriga. Aunque este año no ha ni llamado -se lamentó, creyendo que tendría que esperar 5 años más para volver a verlo.

 ‪Toc, toc, toc🚪‬

Fin.

Si quieres participar en el 📚 Reto Literario 365Microcuentos.com 📖 puedes dejar tu Microrrelato en los comentarios de esta entrada. Y recuerda que para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, puedes seguirme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, mayo 09, 2019

1318 - El Deseo del Pequeño Demonio.

Sir Helder Amos | jueves, mayo 09, 2019 |
Cuando el niño vio la estrella fugaz surcar rápidamente el cielo nocturno, cerró los ojos y deseó fervientemente: “Que a nadie se le cumpla su deseo, que a nadie se le cumpla su deseo, que a nadie se le cumpla su deseo”.

Solo un deseo se cumplió esa noche.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos



viernes, mayo 03, 2019

1317 - Misterios de la Vida.

Sir Helder Amos | viernes, mayo 03, 2019 |

📚 Reto Literario 365Microcuentos.com 📖 
- Te ves feliz -le dijo, al verlo tirado en la grama.
‪- La verdad, lo estoy -admitió, después de pensarlo por un momento-. Un poquito.
- Seguramente estudiar psicología te está ayudando.‬
‪- Mi carrera no tiene nada que ver en esto.‬
‪- ¿Entonces los rumores de que te uniste al Buddhismo son ciertos?‬
‪- Ja, ja, ja, ¡nah!‬ ‪

Sin decir más nada, miró al cielo: el sol, las nubes. Y sonrió.‬

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, mayo 01, 2019

1316 - El Idiota y la Mano de Gorila.

Sir Helder Amos | miércoles, mayo 01, 2019 |
A media noche, en el lugar acordado, dos sombras se encontraron.
- ¿La tienes? -preguntó una áspera voz masculina.
- Sí, señor, me costó mucho conseguirla, pero aquí está -respondió la otra voz masculina y le pasó un paquete misterioso.
- Aquí tienes la suma acordada -dijo la áspera voz, pasándole lo que parecía un fajo de billetes.
- Un placer hacer negocios con usted señor -dijo el otro, y en cuestión de segundos desapareció.

El hombre de la áspera voz no se movió y, en cambio, abrió el paquete que sostenía, sacando de adentro de él la silueta de una mano.

- ¡Qué idiota! -bramó, con una gran carcajada-. ¡Venderme la mano del gorila por tan insignificante suma de dinero! -se regocijó la voz-. ¿Ahora, qué voy a desear...?

Pero el misterioso hombre que miraba esta escena se aburrió y con una sonrisa en los labios se alejó.

- ¿Todo bien, Amo? -le preguntó el gato negro que andaba a su lado.
- Estoy aburrido, la humanidad es tan arrogante que me aburre -respondió el hombre, mientras pasaba por un haz de luz que reveló sus peculiares ojos heterocromáticos, el izquierdo dorado y el derecho azul.
- ¿Por qué lo dice, amo? ¿No quería engañar a un humano con esa mano de gorila?
- Sí, pero, ¿no escuchaste al hombre llamar idiota al otro?
- Sí -respondió el gato-. ¿Y eso que tiene?
- El ladrón que le consiguió la mano de gorila todavía puede salvarse, pero él, en cambio, será mío para siempre tan pronto haga su primer deseo. ¿Quien crees ahora que sea el idiota?

Pero el gato no respondió, solo se limitó a maullar.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, abril 24, 2019

1315 - El Ascensor al Cielo.

Sir Helder Amos | miércoles, abril 24, 2019 |
Dos hombres en un bar, sin mucho oficio, estaban discutiendo la idea de construir una escalera al cielo:

- Tendríamos que construir miles y miles de pisos y nos tardaríamos años -se quejó uno.
- Pero conoceríamos a los Dioses y viviríamos entre los ángeles –alegó el otro.
- ¡Pero imagina subir todos esos escalones y pisos!
- No importa, el esfuerzo valdría la pena.

De pronto, un tercer hombre que llevaba tiempo escuchándolos y que ya estaba obstinado, apareció y les dijo:

- Yo tengo una forma más rápida de subir al cielo.
- ¿Cómo? –preguntaron los dos hombre al unísono.
- Tomando el ascensor –respondió con un sonrisa y, sacando su revólver, envió a los dos hombres al cielo en un abrir y cerrar de ojos con tan solo un PUM, PUM.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


viernes, abril 19, 2019

1314 - Las Vacaciones Mágicas.

Sir Helder Amos | viernes, abril 19, 2019 |

📚 Reto Literario 📖 
Tan pronto se registró en el hotel, subió a su habitación, dejó su equipaje y bajó corriendo a la playa.

En su camino se sintió transportado a un mundo mágico, porque al ver el mar sintió que el sol acariciaba su piel, que el viento lo abrazaba, que las nubes le sonreían y que las olas le susurraban hermosas palabras al oído.

Fin.

Deja tu Microcuento sobre la Personificación en los comentarios de esta entrada y recuerda seguirme en las redes sociales para no perderte ningún ejercicio de escritura creativa en:
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, abril 18, 2019

1313 - Terror en las Alturas.

Sir Helder Amos | jueves, abril 18, 2019 |
Los gritos de terror y desesperación se podían oír hasta en la tierra por donde sobrevolaba el avión.

Adentro, todos los pasajeros lloraban, gritaban, se jalaban los pelos y hasta se golpeaban contra los asientos y las ventanas. Las azafatas estaban confundidas, no sabían que hacer, ni el capitán del avión tampoco, en ninguno de sus vuelos había pasado algo similar.

- ¡¿Por qué a mí?! -se quejaban unos-. ¡Ya no aguanto más!
- ¡Aléjate, no te me acerques! -gritaban los pocos pasajeros que se habían salvado de la catástrofe.

Con cada minuto que pasaba, la situación se ponía más tensa, varios pasajeros ya habían perdido el conocimiento y yacían tirados en el angosto pasillo de la aeronave. Otros se acurrucaban en sus asientos y trataban de esconder su rostro. Mientras que los más inocentes, trataban de salvarse golpeando salvajemente las puertas de los baños.

Era terrible, nadie quería estar allí. Y al ver que el caos empeoraba con cada minuto, y que el nauseabundo olor que se había extendido por todo el avión había llegado hasta la cabina del capitán, esto no tuvo más alternativa que tomar su radio y solicitar un aterrizaje de emergencia al aeropuerto más cercano.

- Aterrizaje aprobado -le respondió una voz desde la radio-. ¿Cuál es la situación?
- Más de la mitad de los pasajeros padecen de problemas estomacales, al parecer la comida que servimos estaba contaminada -explicó el capitán, tratando de adornar la situación con sus palabras, a pesar de que todo el avión estaba embarrado.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos