jueves, abril 12, 2012

463 - La pesadilla.

Se pellizcaba y se pellizcaba a sí mismo para ver si así se despertaba y volvía a encontrarse sano y salvo en la comodidad de su cama.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario