miércoles, septiembre 02, 2015

883 - El gran cazador.

Cuando vio, a lo lejos, al oso que sería se presa, cargó su arma  y se fue acercando muy sigilosa y silenciosamente hacía él, sin que el animal se diera cuenta de su presencia. Al llegar cerca del animal, colocó su dedo sobre el gatillo, cerró un ojo para apuntar mejor, y aguantó la respiración; pero un segundo antes de que puediera disparar su arma, un rugido procedente de su espalda lo sorprendió, otro gran oso se alzaba sobre él y dándole una gran zarpada en el pecho lo mató. 


El oso, muy contento, regresó a su cueva arrastrando su premio, y después de una larga noche, pudo exhibir en su pared, la cabeza disecada del amateur cazador cazado. 

Fin. 

lunes, agosto 31, 2015

882 - El jardinero del cementerio.

Cuando el nuevo jardinero comenzó a trabajar en el cementerio, se fijo, a los pocos dias, en una señora qué visitaba todos los días el lugar para llevarle un pequeño bouquet de camelias rojas a los difuntos que allí reposaban, pero lo curioso de esta señora, es que nunca visitaba dos veces la misma tumba, si no, que cada día visitaba una diferente. 


Un día, mientras podaba la verde y brillante grama del cementerio, la señora llegó con sus camelias y se sentó en la tumba que estaba justo al lado de él y aprovechando la situación, le preguntó: 

- Ha perdido muchos familiares y personas queridas, ¿no es cierto?.
- No - respondió secamente la mujer.
- ¿Entonces por qué viene al cementerio a visitar y a traerle camelias a una tumba diferente cada día? - preguntó el jardinero, sin poder contener su curiosidad.
- Porque me gusta escuchar sus historias - dijo la mujer - soy medium - añadió, al ver la cara de perplejidad que había puesto el hombre al oír su respuesta- puedo hablar con los que se encuentran en el más allá, es por eso que todos los días visito una tumba diferente, para escuchar las historias que todos estos muertos tienen para contar: quienes fueron, cómo murieron. Todos tienen una historia diferente e interesante, nunca he escuchado dos historias iguales.
- Ah, bueno - dijo el jardinero nerviosamente- disculpe entonces, no la molesto más, siga escuchando sus historias, hasta luego.

Minutos después, el jardinero renunció a su trabajo y se juró no trabajar más nunca en un cementerio. 

Fin.

sábado, agosto 29, 2015

881 - Las mejores vacaciones.

Cuando se percató que sólo faltaban un par de días para que llegara septiembre, dejó todo lo que estaba haciendo en la computadora y, girando su silla, le dijo a su amigo:


- Éstas han sido las peores vacaciones de mi vida.

- ¡Bah! Todos los años dices lo mismo - le dijo su amigo, quien se encontraba acostado en la cama, lanzando una pelota de goma al aire. 

- Es que todos los años se superan, y son más aburridas que las del año anterior. 

- ¿Y has hecho algo para intentar que eso cambie? - le preguntó su amigo, continuando con su juego de pelota, sin prestarle mucha atención.

Decidido, se levantó súbitamente de la silla de la computadora, y atrapó la pelota de su amigo en el aire.

- ¡Ey! ¿Qué haces? ¡Estaba a punto de romper mi propio record! - se quejó su amigo.

- Vístete, vamos a salir.

Fin.

miércoles, agosto 26, 2015

880 - A las 04:00 pm.

Poco a poco, a medida que los años pasaban, fue cambiando su hora del té, en la que solía sentarse a pensar y reflexionar, por una Happy Hour, para beber y olvidar.

Fin.

domingo, agosto 23, 2015

879 - El que calla no otorga, angustia.

>> ¡No sé! ¡No sé! En verdad no sé, no sé si me quiere o si me odia, no sé nada, ya no sé que pensar, no sé que decir, no sé cómo interpretar su silencio ¡Me estoy volviendo loco!


>> ¡Di algo!

>> ¡Habla!

>> ¡Ahora!

Fin.

miércoles, agosto 19, 2015

878 - Amor mortal.

Cuando regresó del velorio de su abuelo, el chico que le gustaba (quien nunca le hablaba) la abrazó fuertemente y le susurró al oido: "Mi sentido pésame."


Sin embargo, a parte de ese momento especial, todo continuó con regularidad y no volvieron a cruzar palabras, cómo era habitual; pero ella, quien se había sentido realmente viva durante el pequeño momento que duró el abrazo, empezó a delirar por volver a sentir los brazos de su amado alrededor de su cuerpo, y en un haz de locura, empezó a matar, mensualmente, a todos y cada uno de los miembros de su familia, para que su chico la abrazara fuertemente y le susurrara esas tristes palabras que para ella valían más que la vida misma.

Fin. 

domingo, agosto 16, 2015

877 - ¿Hedonismo o heroismo?

...
- ¡¿En serio hiciste eso?!
- Seh.
- ¡Wow! Tú eres lo máximo, me gustaría ser cómo tú.
- ¿Cómo? ¿Un hedonista de mierda que hace lo que quiere, cuando quiere?
- No, valiente; yo nunca podría hacer algo parecido, me da miedo, pena, ¿qué pensaría la gente? Pero, en cambio, a ti eso no parece importarte ni detenerte.
- ¡Quien te escuchara, diría que soy un heroe!
- Pues, para mi lo eres.
- Pfff.

Fin.

jueves, agosto 13, 2015

876 - El mar.

- ¡Ey! ¿Qué te parece si vamos a la playa? A ver si el mar te ayuda a despejar la mente y a salir del estado en el que estás.

-¿Estás loco? ¡¿La playa?! Si aquí, en la ciudad, rodeado de edificios y vehículos, siento que me ahogo, no me quiero ni imaginar, lo que sentiré estando cerca del mar.

Fin.

martes, agosto 11, 2015

875 - La lección sobre el amor.

Al anochecer, para explicarle como funciona el amor a su pequeño aprendiz, el maestro ninja lo llevó a una colina alejada de la ciudad. 


- Así es el amor - le dijo el maestro al pequeño, señalando el cielo nocturno sobre la ciudad, desde dónde empezaron a explotar fuegos artificiales de todos colores y formas. 

- ¡Guao! - exclamó el pequeño, sorprendido con la belleza de los fuegos artificiales y los ¡Boom! Que estos producían al explotar - ¡Son bellos! - continuó diciendo, anonadado; al rato, cuando el show se hubo terminado,  éste señaló el cielo y añadió - pero, mire, maestro, se están desvaneciendo poco a poco, y... Y ya se desaparecieron por completo, ¿Así es el amor?

- Si, pero aún falta la mejor parte. 

- ¿Cuál? - preguntó el pequeño, mirando fijamente el oscuro cielo nocturno, luego, de la nada, el cartucho de uno de los fuegos artificiales que había explotado, le cayó en la cabeza, golpeándolo fuertemente- ¡Auch! ¡Duele! - gritó el aprendiz con lagrimas en el ojos; mientras que el maestro, quien había calculado la dirección y velocidad del viento exacta para enseñarle al pequeño la lección, sonreía picaramente 

Fin.

domingo, agosto 09, 2015

874 - La historia de la bruja más mala.

Nadie cree que detrás de la bruja más mala del bosque, se encuentra escondida un hada madrina, pero no un hada madrina cualquiera, no, si no, la hada madrina más buena que ha existido en el mundo fantástico; pero que, con el tiempo toda su luz y bondad se fue convirtiendo en maldad y oscuridad.

Su historia es la siguiente: hace mucho, mucho, tiempo, el hada madrina más buena, decidió construir un castillo en un bosque encantado, para que todas las personas, animales o seres mitológicos pudieran acudir a ella cuando necesitaran ayuda.

De tal manera, mostrando su bondad, el hada madrina, empezó a ayudar y a conceder los más profundos deseos de todos aquellos que la visitaban en su castillo; al principio, esto alegró mucho al hada, porque todas aquellas personas, animales y seres que ella ayudaba, le agradecían mucho y la vanagloriaban.

Pero con el tiempo, los rumores del hada madrina que cumplía deseos, se corrió por todo el mundo, y todas las personas, animales y seres mitológicos se presentaron en el castillo, para aprovecharse de la bondad del hada madrina.

De esa forma, una larga fila interminable se formó en las afueras del castillo, y el hada madrina pasaba todo el día cumpliendo deseos: humano, tras humano, tras caballo, tras elfo, tras dragón, tras gato, tras ganso, tras humano, tras fauno...

Pronto, todo el mundo empezó a creer que tenían derechos sobre el hada madrina, y que ésta estaba obligada a cumplir sus deseos, y empezaron a maltratar a la humilde hada madrina, sin ni siquiera agradecerle por los deseos que ésta les cumplía.

Así, poco a poco, el bondadoso corazón del hada madrina se fue marchitando; y a pesar de que por mucho tiempo, ella trató de mantener la esperanza, porque, realmente, ella cumplía los deseos de los demás como un acto de nobleza, sin esperar nada a cambio, el continuo maltrato y desagradecimiento de todos aquellos a quienes bendecía, hicieron que, tal como la rosa que nunca se riega, el corazón del hada madrina se marchitara y se convirtiera en una pasa arrugada y sin vida.

Al ver, cómo, poco a poco, toda su esperanza se convertía en desesperación,  y al sentirse usada y abusada por aquellos a los que quería ayudar, el hada madrina se convirtió en una terrible bruja, y, en cambio, empezó a maldecir a todos aquellos que osasen visitarla en su castillo.


Fin.