miércoles, enero 28, 2015

807 - El motín.

Cuando el capitán se enteró de lo que estaba tramando su tripulación, bajó sigilosamente hacía su cabina, que se encontraba en la parte más baja del barco, y allí, tras cerrar su puerta con llave, empujó su escritorio a un lado, enrolló la alfombra, y sin dudarlo ni un momento, jaló el tapón escondido para que toda su tripulación traicionera se hundieran con él antes de que llevaran a cabo su macabro plan.

Fin.

viernes, enero 23, 2015

806 - La madrastra, realmente, malvada.

Mientras limpiaba la sala, mi madrastra me interrumpió por un momento, me arrancó la escoba de las manos y empezó a barrerme los pies.


- ¡¿Qué haces?! - le pregunté exaltada - ¡No ves que después no me caso!
- ¡Muajajajaja! - rió ella malvadamente.

Fin. 

jueves, enero 22, 2015

805 - El pecado original.

Cuando Adan se negó a darle una probadita de su banana a Eva, ésta salió coriendo, enfurecida,y mordió la manzana prohibida.

Fin.

804 - La dona, la manzana y la serpiente.

Cuando Eva llegó a casa del gimnasio, encontró sobre la mesa una dona glaseada y una hermosa manzana roja; y justo antes de escoger cual de las dos sería su merienda después de su entrenamiento, una serpiente salió guindando del techo y le siseó al oído:


- Vamosss, agarrala, tú sssabesss que la quieresss, mira lo delissciosssa que ssse ve.

Pero Eva, siendo más fuerte que la tentación y manteniéndose fiel a su dieta, agarró la manzana y la mordió. 

Fin

domingo, enero 18, 2015

803 - Crimen pasional.

Cuando ella le declaró su amor y le dijo que haría lo que fuera por él, sus ojos se iluminaron y, muy descaradamente, le preguntó:

- ¿En serio? ¿Harías lo que fuera por mi?
- Si - le reafirmó ella.
- ¿Hasta matar? ¿Matarías por mí? - le preguntó, pensando en su otra novia, quien recientemente le había dicho que estaba embarazada.
- Si - le respondió ella sin hesitar.

Fin.

viernes, enero 16, 2015

802- Hogar, dulce hogar.

Cuando la bruja regresó a su casita del bosque hecha jengibre, chocolate y caramelos, después de unas largo viaje en escoba, arrancó un pedacito de su techo de chocolate y llevándoselo a la boca, leyó en voz alta el pequeño tapiz hecho de chicle que guindaba detrás de su puerta de galleta que decía: Hogar, dulce hogar.

Fin.

martes, enero 13, 2015

801 - El niño y el unicornio.

Había una vez un grupo de niños que siempre jugaban soccer junto al borde del bosque y un día, uno de esos niños pateó la pelota tan fuerte que ésta se salió de la cancha y se metió en el bosque; el niño, antes de que sus amigos se enojaran o empezaran a quejarse, salió corriendo detrás de ella para buscarla y se adentró al bosque.

Tras un par de minutos de seguir el rastro de la pelota y de adentrarse más en el bosque, el niño se encontró con que el balón había rodado hasta un pequeño claro un poco más allá de los árboles.

Cuando el niño llegó al claro para recoger la pelota, quedó petrificado, porque justo en el medio del claro había un pequeño unicornio tan blanco como la nieve acostado en la grama; y el unicornio se percató del niño, quien lo veía absorto en su belleza,

El niño, tras notar que el unicornio se había percatado de su presencia, intento dar un paso para acercársele, pero el bello animal mitológico se puso de pie de un salto al verlo moverse; entonces, el niño haciendo señas con las manos y mirando al animal y a la pelota intercaladamente le hizo entender al unicornio que sólo estaba allí para recoger el balón.

El unicornio, al entender las señas del pequeño, se acercó a la pelota e intento golpearla con sus cascos muy torpemente en dirección al niño, para pasársela, y al no obtener resultados, intentó, luego, golpearla con su cabeza; pero tan pronto el afilado y brillante cuerno del unicornio tocó la bola, ésta se explotó haciendo un ruidoso ¡Boom! que asustó al animal e hizo que éste saliera corriendo rápidamente y se perdiera de vista entre los árboles del bosque.

El niño, después de salir de su asombro por todo lo que había presenciado, recogió la pelota espichada y regresó a donde estaban sus amigos esperándolo, quienes, cuando lo vieron regresar con el balón desinflado, le  preguntaron, consternados:"¡¿Qué le pasó a la pelota?!", a lo que el niño  solo respondió: "Un puercoespín, malvado, la explotó."

Fin.

lunes, enero 12, 2015

800 - El triángulo amoroso.

Mientras que él pasaba sus noches durmiendo con su consciencia bien limpia como si no estuviera haciendo nada malo; su esposa y la otra mujer se pasaban las noches llorando, una sin poder dormir por el miedo y la ansiedad de que algún día él se fuera de su lado, y la otra sin poder dormir por la tristeza y frustración de que él nunca iba a estar completamente a su lado.


Fin.

sábado, enero 10, 2015

799 - Engordando la cochina.

Después de pasar varias horas quejándose de su padre, el menor de los dos hermano dijo:


- ¿Y por qué no lo matamos y nos quedamos con la herencia?
- ¡¿Estás loco?! 
- Disculpa, no sé en que estaba pensando. 
- Tenemos que ser pacientes y soportar a papá mientras todavía pueda trabajar, para que coseche más y más riquezas y sea mejor nuestra herencia. 
- Cierto, cierto, hermano, tienes razón.  
- Claro, por eso soy el mayor, ahora bien, cuando papá llegué a la crisis de la tercera edad y empiece a gastarse su fortuna en viajes y lujos, ahí si nos deshacemos de él. 

Fin. 

viernes, enero 09, 2015

798 - La herencia

- ¡¿Qué estás haciendo?!

- Le estoy echando nuez moscada al souffle de papá. 
- ¡¿Estás loca?! ¡Papá es alérgico a las nueces!
- Yo sé - respondió con una sonrisa malévola dibujada en su rostro. 

Fin.