viernes, abril 20, 2012

471 - La mujer araña.

No podía escalar paredes, ni lanzar telaraña por sus brazos, ni mucho menos tenía un sexto sentido arácnido; pero cada vez que salía embarazada mataba al procreador de la criatura, y se lo comía poco a poco para estar bien alimentada durante los 9 meses de gestación.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario