lunes, octubre 24, 2011

297 - Lunes

 El sonido de la alarma le taladraba los oidos, indicando que había llegado la hora de empezar la semana y con todo el cansancio que había dejado el domingo se levantó y volvió a su deprimente y aburrida rutina.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario