miércoles, octubre 12, 2011

285 - Un muerto en la ciudad.

Tirado en medio de la calle,
veía como la gente se reunía a mi alrededor,
"¡Llamen una ambulancia!" Pensaba yo,
sin poder pronunciar una palabra debido al dolor,
"Debe ser un drogadicto" logré escuchar,
a la gente murmurar sin parar, 
en vez de ponerse a ayudar, 
y a una ambulancia llamar,
antes de que mi infarto me termine de matar.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario