domingo, diciembre 04, 2011

338 - Destino final.

Parado al borde de la tabla, a un paso de caer al océano y convertirse en comida de tiburones, le rogaba a los piratas para que le dieran una oportunidad de salvarse, les decía, que se convertiría en su esclavo si era necesario; y cuando finalmente aceptaron sus plegarias y lo iban a dejar subir a bordo de nuevo, al dar el primer paso hacía el barco, la tabla se rompió.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario