jueves, junio 09, 2011

160 - Arcos dorados.

La emoción que siente un niño al entrar en los arcos dorados, solo se puede comparar con la de un adulto al recibir un aumento de salario.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario