martes, mayo 03, 2011

123 - El exorcismo.

Le rezaron mil oraciones, le impusieron la mano, lo bañaron en agua bendita, lo bendijeron y le colgaron una cruz en el pecho; no vomitó verde, no intento profanar un crucifijo, ni su cabeza dio vueltas, no era un demonio lo que tenía adentro, sino una mente muy rápida que atacaba sus sentimientos.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario