lunes, diciembre 26, 2016

1058 - Venganza navideña.

La mañana del 25 de diciembre, cuando el jefe de la pandilla de niños malos abrió el gran paquete con su nombre que había debajo del árbol de Navidad, se indignó al descubrir que adentro solo había un gran saco lleno de carbón.

Sin embargo, controlando su ira, llamó inmediatamente a sus pandilleros y, al confirmar sus terribles sospechas de que ellos también habían recibido lo mismo, se montó en su triciclo, tras organizar su vendetta, y se encaminó al Polo Norte con su tropel.

- ¡Ese gordinflón nos la va a pagar! ¡No sabe con quién se ha metido! -le anunció a su pandilla, pedaleando enfurecidamente-. ¡Vamos a quemar su casa y su fábrica con el mismo carbón que nos ha traído este año!

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario