lunes, diciembre 12, 2011

346 - Insomnio II

Eran las 4:38 am y seguía despierto, llevaba 36 horas sin poder dormir, porque ni sus sedantes surtían efecto, así que desesperado, cansado y alterado por la falta de sueño, decidió tomar una dosis más alta que la recomendada, que finalmente lo hicieron dormir... para siempre.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario