sábado, noviembre 12, 2011

316 - El perdido.

Salió dos horas antes de su casa para no llegar tarde a su cita, pero por más que espero el bus que lo llevaría hacía su destino nunca pasó, así que su cita perdió, pobre, si tan solo hubiera sabido que para tomar el bus correcto tenía que cruzar la calle.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario