viernes, noviembre 11, 2011

315 - 11/11/11 a las 11:11

Estuvo atento todo el día para pedir sus deseos, pero perdió las dos oportunidades que tuvo, porque siempre a las 11:10 pasaba algo que llamaba su atención y al volver a ver su reloj ya marcaba las 11:12.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario