jueves, noviembre 03, 2011

307 - Un mal hábito.

Tenía la costumbre de comerse las uñas en momentos de stress.

Un día la vi en cuclillas, en la calle, balanceándose hacía delante y hacía atrás, mordisqueándose los huesos ensangrentados ya sin carne de  lo que alguna vez fueron sus dedos.

"¿Qué le habrá pasado?" Me pregunté, pero no me detuve a preguntar porque tenía cosas más importantes que hacer.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario