miércoles, junio 08, 2011

159 - Perfume de azufre.

El aroma que destilaba su cuerpo hacía temblar desde el más puro de los santos hasta el más malvado de los demonios.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario