viernes, mayo 27, 2011

147 - El egresado.

Se regocijaba y le echaba en cara a todo el mundo que finalmente había acabado la universidad, pero al momento de tomar el metro o ir al cine, desempolvaba su carnet de estudiante y pagaba solo la mitad.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario