domingo, mayo 22, 2011

141 - Siempre listo.



Siempre estuvo preparado para volar, con sus alas bien abiertas y  listas para surcar los cielos en cualquier momento, pero cuando finalmente se decidió a hacerlo sus garras se habían adherido a la columna de cemento en la que reposaba y, poco a poco, se fue convirtiendo en estatua.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario