jueves, octubre 06, 2016

1031 - El robot humano.

Cuando llegó corriendo al trabajo, preocupado porque su alarma no había sonado y se había quedado dormido, se consternó mucho al encontrarse con que la oficina estaba cerrada. Pero todas sus dudas se dispersaron cuando, antes de sacar su celular para llamar a su jefe, escuchó las campanas de una iglesia distante y recordó que era domingo, el único día libre que tenía.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario