viernes, junio 12, 2015

852 - Los estudios universitarios del pequeño Al.

Sir Helder Amos | viernes, junio 12, 2015 | |
Cuando el pequeño Al, que era el menor de cuatro hermanos de una familia de drogadictos, entró a la universidad, todos en el barrio donde vivía se enorgullecieron de él y lo felicitaban diciéndole: 

- ¡Así se hace, pequeño Al, no sigas el camino de tus hermanos!

- ¡Qué bueno que estés estudiando! ¡Supérate, muchacho, y sal adelante! 

- Yo sabía que tú eras el intelegente de esa familia, Al, ¡no te rindas!

- Gracias - les decía Al, quien recibía todos estos comentarios sonriendo levemente y bajando la cabeza;  pero no por timidez ni humildad, sino por lo que le costaba aguantarse la risa, al escuchar las estupideces que pensaban sus vecinos sobre él, cuando él sólo había comenzado a estudiar en la universidad con el unico proposito de conocer más personas y, así, conseguir más clientes a quien venderles drogas.  

Fin. 

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario