viernes, diciembre 16, 2011

349 - Un día atrasado.

Entregaba los informes y sus trabajos un día después de la fecha pautada y cada vez que llegaba contando un chisme, todo el mundo ya lo había oído el día anterior.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario