miércoles, mayo 25, 2011

145 - Carta al Gran Padre.

Oh Gran Padre, te escribo esta carta, como mi última confesión, porque he pecado, te he defraudado y he profanado tu hogar, tu nombre y mi vestimenta; es por eso que abandono el hábito y los votos, porque tengo que esconderme para que no me encarcelen, se que podrás perdonarme, porque tu amor es grande, y espero que algún día esos pequeños hombrecitos superen cualquier trauma que les haya podido causar.

FIN.

PD: He quemado el confesionario, tenía que eliminar todo tipo de pruebas.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario