sábado, septiembre 19, 2015

890 - El salero de arsénico.

Sir Helder Amos | sábado, septiembre 19, 2015 | |
Cuando terminó de preparar la cena, muy consciente de lo que le había dicho el cardiólogo, después de diagnosticar a su marido con hipertensión, la mujer agarro el salero y rocío la comida de su esposo con su contenido. 

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario