lunes, octubre 08, 2012

608 - Una cuestion de nombres y mala memoria.

Después de varios minutos de charla, me hizo saber que me estaba dirigiendo a ella con un nombre que no era y muerto de pena le pedí disculpas. Seguimos hablando un poco más y nuevamente me volví a equivocar, lo que hizo que ella se marchara enojada, todavía siento pena, pero más pena siento que a pesar de todo, todavía no puedo recordar su nombre verdadero.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario