viernes, marzo 23, 2012

444 - El carnicero.

Caminaba por el pueblo usando su tipicó delantal blanco lleno de manchas de sangre, comentando, con todo el mundo que se cruzara en su camino, lo inseguro que se sentía con el nuevo asesino en serie que acechaba su pequeña comunidad, sin que nadie sospechara de él.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario