domingo, julio 24, 2011

205 - La banana mágica.

El mono trepó hasta la cima del bananero más alto para comerse la última banana que de él guindaba, pero tan pronto la peló, la banana le habló y le dijo:
- ¡No me comas! Si me dejas vivir, te prometo que te convertiré en humano.
- ¿Para qué quiero yo ser humano? - Preguntó el mono.
- Para que seas una raza superior e inteligente y dejes de ser un animal.
- Pero si me convierto en humano, ¿Tendría una casa? ¿Un coche? ¿Un trabajo? ¿Una familia?
- Si, si no me comes, te convertiré en un humano lleno de riquezas, con un buen trabajo, una mansión, un coche de último modelo y una esposa y un par de niños cariñosos.
El mono, pensó un momento la propuesta que la banana le hacía y muy gentilmente le dijo:
- Lo siento, pero yo prefiero mi libertad como animal y vivir despreocupadamente en la selva.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario