viernes, julio 22, 2011

203 - El azúcar, el peor enemigo de los padres.

El travieso Bobby después se cenar,
se escurrió dentro de la cocina para una barra de chocolate hurtar,
y cuando el reloj dio las ocho, la hora de dormir, Bobby no quería dormitar.
y cuando el reloj dio las nueve,  Bobby se puso a jugar.
y cuando el reloj dio las diez, Bobby se puso a llorar.
y cuando el reloj dio las once, Bobby, la televisión, se puso a mirar,
hasta que finalmente, el reloj dio las doce y Bobby de tanto ajetrear, ya quería descansar.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario