miércoles, julio 13, 2011

194 - Un cesto hecho de paja.

Subí las escaleras con las manos atadas a mi espalda, a pesar de que ya estaba resignado, tenía miedo, pero había llegado la hora, me arrodillé y me incliné poniendome en posición, sonó el disparo que daba la orden y escuché el sonido de la guadaña cortando el aire, sentía que volaba y al abrir lo ojos, lo único que vi fue un cesto hecho de paja.

FIN

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario