sábado, julio 02, 2011

183 - En la casa de Marinela.

Un Gansito, un Pingüino y un Dalmata se reunieron a merendar y mientras se contaban sus historias, un niño hambriento llegó de su práctica de fútbol y se los devoró a todos.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario