lunes, agosto 26, 2013

698 - ¡Tienes que estar bromeando!

Cuando finalmente logró salir del foso en el que había vívido toda su vida, la luz del día lo cegó brevemente; y en ese breve momento su captor se dio cuenta de lo sucedido y corrió a empujarlo, haciendolo caer de vuelta en el oscuro y frio foso.

Fin.

Comparte este Post:

2 comentarios:

  1. Final inesperado... me deja un sabor amargo. Sucede también en la realidad!

    ResponderEliminar
  2. Parece Don Jorge, que usted ha vivido un encierro de amor... jijiji saludos!

    ResponderEliminar