sábado, octubre 06, 2012

607 - El osito de peluche.

Estaba allí, sentado, en el rincón de la cuna, listo para atacar, nadie nunca sospecharía nada de él, porque él era muy tierno y abrazable.

Fin.

Comparte este Post:

1 comentario:

  1. Muy buenos los microcuentos, los leo después del colegio y sí que sirven para hacerte pensar y hasta reír jajaja en especial me gusta este del osito de peluche y la caída del rey. sigue así ;)

    ResponderEliminar