viernes, enero 27, 2012

391 - ¡Es Hora del Duelo!

En vez de empuñar sus espadas para tratar de desmembrarse el uno al otro, empuñaron sus mazos de cartas y se enfrentaron a una batalla cartas donde el azar determinaría quien era el mejor sin que nadie saliera herido.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario