lunes, septiembre 17, 2018

1254 - El Gran Perdedor.

Dos ancianos, muy amigos desde que eran niños, estaban sentados en el jardín cuando uno de ellos empezó a reír a carcajadas:

B: ¿De qué te ríes?
A: Me acabo de acordar de aquella vez, cuando tenía 20,  que me inscribí en el Gran Maratón.
B: ¡Ah! ¡Ja, ja, ja! ¿Qué quedaste de último?
A: ¡Sí! Ni medalla por haber participado me dieron porque no terminé el recorrido.
B: ¿Y  te acuerdas de la vez que te participaste en un concurso de dibujo?
A: Ja, ja, ja, ¡¿cómo olvidarlo?! Si el jurado se quedó anonado con mis monigotes.
B: ¿Pero no olvides  la vez que participaste en una competencia de baile?
A: Ja, ja, ja, ¡oye! pero para no saber bailar, no puedes negarme que sorprendí a todos pasando la primera ronda.
B: Sí, es verdad, ja, ja, ja, todos nos quedamos impactados...
A: ¡Ay! Qué buenos tiempos aquellos...
B: Eras un loquito, como te gustaba perder y hacernos reír con todos esos concursos y competencias locas en la que te metías.
A: ¿Perder, dices? Pffff... Eso fue pura ganancia, porque si hubiera sido un joven recto y aburrido como tú no estaríamos riéndonos y no tuviéramos nada interesante de qué hablar o qué recordar en este momento.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario