viernes, diciembre 29, 2017

1169 - Hasta Después de la Muerte.

Durante la última noche de exequías, cuando ya no quedaba nadie en la sala velatoria, él se acerco a su difunta mujer y, a pesar de que no estaba llorando, posó la mano dulcemente sobre el vidrio que lo separaba del pálido rostro de su amada y le murmuró: "No dejaré que esto nos separe".

Al día siguiente, cuando los hombres más fuertes del pueblo se cargaron el ataúd sobre sus hombros para llevarlo en procesión hasta el cementerio, uno de ellos se quejó:

- ¡Rayos! ¡Nunca me imaginé que esta mujer tan flaca fuera tan pesada!
- ¡Ni yo! Este ataúd pesa como doscientos kilos! -se quejó otro, el más musculoso de todos.
- ¿Y el marido dónde está para que nos ayude? -preguntó un tercero, limpiándose el sudor de la frente.
- No sé, no lo he visto -dijo el primer hombre en hablar.
- Nadie lo ha visto desde anoche -explicó una viejita que se había acercado a poner una rosa sobre el ataúd.
- ¡Qué raro! ¿Será que algo le pasó? -se preguntó el hombre musculoso-. Si él amaba su mujer, se veía tan afligido por su perdida.
- ¡Bah! Ya ese debe andar con la otra -les contó la viejita por lo bajo, para que solo los hombres la escucharan.
- ¡Qué canalla!


Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario