viernes, diciembre 01, 2017

1160 - El Viaje Más Largo.

Cuando la monja se subió al bus, se encontró con que el único asiento que quedaba disponible era al lado de una horripilante bruja de piel verde y nariz puntiaguda que miraba ensimismada a través de la ventanilla.

Persignándose y tomando nerviosamente su lugar, la monja examinó mejor a la bruja y su peculiar atuendo, porque llevaba puesta una túnica negra y un gran sombrero puntiagudo y, convencida de que esta era una prueba divina, sacó su rosario y comenzó a rezar para sí misma entre susurros.

Pero al escuchar los rezos de su vecina, la bruja salió de su ensimismamiento, la miró con el rabillo del ojo y, sintiéndose muy incómoda, comenzó a recitar cantitos satánicos para tranquilizarse.

Y de esta forma transcurrió el viaje, entre oraciones y sortilegios, hasta que finalmente, gracias a Dios o Satanás, no lo sé, ambas mujeres llegaron sanas y salvas a su destino pensando que, a pesar de que el trayecto solo había durado un par de horas, el viaje había sido eterno.

Fin.

Para mantenerte al día con todas las publicaciones, datos, e información pertinente a los microrrelatos y su autor, puedes seguir y descargar la aplicación gratis para Android en la Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos
Pinterest: @365Microcuentos

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario