domingo, diciembre 28, 2014

794 - El amor no es para siempre.

Dos años después de que ella se sacrificó para salvar la vida de su amado, se empezó a revolcar en la tumba cuando él fue a visitarla en el cementerio para contarle que había conocido una nueva chica y que se casaría con ella, porque, según él, eso era lo que a ella le hubiera gustado, que él siguiera adelante con su vida.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario