sábado, febrero 25, 2012

419 - Patadas de ahogado.

A pesar de que el tiburon le había arrancado la cabeza de un mordisco, todavia seguia pataleando.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario