lunes, febrero 06, 2012

401 - Castrado y abandonado.

Debido a las constantes quejas de su mujer porque dejaba el asiento del retrete levantado, empezó a orinar sentado.

Debido a las constantes quejas de su mujer porque nunca la ayudaba en la cocina, empezó a cocinar todos los días.

Debido a las constantes quejas de su mujer porque nunca limpiaba la casa, empezó a ser ordenado y a barrer los pisos más seguido.

Debido a lo delicado que se había vuelto su marido, ella lo dejó por un Macho de verdad, que chispeaba toda la tapa del retrete, que no sabía preparar ni un sándwich y que siempre dejaba toda la ropa sucia regada por la casa.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario