martes, marzo 15, 2011

074 - Instinto Canino.

Jaló con todas sus fuerzas y rompió la cadena que lo aprisionaba, ya no más comida en un platico con su nombre ni más castigos por hacer sus necesidades donde no debía, al fin iba a poder ser libre, comer porquerías, andar sucio por las calles y ser feliz.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario