miércoles, marzo 02, 2011

061 - Bajo la ternura de sus ojos azules.

Escondía todo el odio, maldad y malicia que solo la re-encarnación de Satanás podría sentir.

 FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario