domingo, febrero 13, 2011

044 - Casimiro casi miró.

Y menos mal que no lo hizo, porque se hubiera convertido en una estatua de sal.

FIN.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario