miércoles, enero 15, 2014

723 - El necrófilo afortunado.

Cuando le contó su más secreto y obscuro fetiche a su prometida, supo que había escogido a la mujer perfecta para casarse, porque ante tal confesión, ella le respondió con una sonrisa en la cara que no le importaba porque ella estaba dispuesta a morir por él, de todas maneras.

Fin.

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario