jueves, agosto 07, 2014

762 - El aviso amarillo.

En aquellos días en los que no quería lidiar con nadie y sentía que no podía más con su vida, su trabajo y sus amistades, se guindaba un aviso amarillo de su cuello que decía "Cuidado, emocional" para que todos estuvieran al tanto de su situación y lo trataran con extrema delicadeza.

Fin.

Comparte este Post:

3 comentarios: