lunes, octubre 22, 2018

1269 - Jack el Destripador

La noche del 31 de octubre de todos los años, Jack, el hombre de palo con cabeza de calabaza, regresaba al mundo de los vivos para poder jugar y divertirse con todos los niños disfrazados que se cruzaran en el camino, porque amaba a los niños y sus risas lo hacían tan feliz que no le importaba pasar el resto del año en las tinieblas, con tal de tener ese día con ellos.

Así que todos los años Jack escogía a la mejor, más grande y más colorida calabaza para tallarla con el fin de que fuera su cabeza y poder visitar el mundo de los vivos con una cabeza fresca y en buen estado.

Pero ese año, cuando Jack visitó el jardín de las calabazas, se horrorizó al descubrir que una peste había caído sobre ellas y que todas estaban podridas.

Así que sin más opción, para no perderse su día favorito del año, se puso una de esas calabazas llenas de moscas y gusanos como cabeza para venir al mundo de los vivos, subestimando que el tipo de calabaza que usara como cabeza fuera tan importante como lo que sentía al ver la alegría de los niños.

Pero estaba equivocado, porque con una cabeza podrida no pudo soportar las risas y la alegría de los niños y terminó convirtiéndolas en llanto y desesperación.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario