viernes, septiembre 28, 2018

1259 - El Sargento Feroz.

Todos en el cuartel se preguntaban como el sargento, al ser tan feroz, había logrado encontrar el amor y casarse. Pero eso solo pasaba porque nadie sabía que, al llegar a casa, el sargento dejaba a un lado su uniforme y, entre gemidos y señas, como si fuera un cachorrito, le pedía a su esposa un tecito caliente para aliviar su garganta irritada de tanto gritar.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario