domingo, mayo 27, 2018

1219 - El Despertar con el Canto de las Aves.

Sir Helder Amos | domingo, mayo 27, 2018 |
Huu-Huu 🦉

🦉 Huu-Huu

🦉 Huu-Huu 🦉

Al escuchar el ulular de los búhos resonar por todo el castillo, el vampiro abre lentamente su ataúd y se se estira medio dormido.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


sábado, mayo 26, 2018

1218 - Chapada en Oro.

Sir Helder Amos | sábado, mayo 26, 2018 |
Dicen que las cosas se parecen a su dueño. Así que no era una sorpresa que aquella mujer tan bella y superficial, pero tonta y vacía, se conformara con que sus joyas falsas estuvieran chapadas en oro. Porque, al igual que ella, brillaban de todas maneras y nadie podía notar la diferencia, a menos que las tuvieran muy de cerca.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, mayo 23, 2018

1217 - La Maldición del Príncipe Vanidoso.

Sir Helder Amos | miércoles, mayo 23, 2018 |
Había una vez un Príncipe que era tan hermoso que todo el mundo lo veneraba por su belleza, así que el joven se tornó muy vanidoso y, pronto, impuso la regla de atender en su castillo solo a aquellos que aclamaran su beldad.

Un día, una hermosa bruja, que recién había llegado al reino, visitó el castillo del Príncipe para ponerse a sus órdenes, pero como no conocía el método del quisquilloso joven monarca, no se molestó en halagarlo al verlo, porque se imaginó que éste debía de estar aburrido de que todos le dijeran lo hermoso que era.

Sin embargo, el Príncipe, ofendido y enfurecido al no recibir su halago, expulsó a la bruja del castillo. Así que la bruja, confundida por la misteriosa reacción del Príncipe, cambió de forma y se convirtió en una viejita horrorosa para volver a intentarlo.

Una vez más, la bruja visitó al Príncipe y, al no alabar su belleza, fue expulsada del castillo, de nuevo, sin saber por qué. Hasta que el guardia que la escoltó hacia la salida, le aconsejó con un susurro: "Estimada señora, la próxima vez que venga al castillo, no olvide proclamar la belleza de nuestro Príncipe ante su presencia para que este pueda atenderla".

Horrorizada por la vanidad de aquel Príncipe tan apuesto, la bruja decidió enseñarle una lección y, cambiando de forma, esta vez por un joven aldeano, volvió a visitarlo.

Al entrar al castillo, el joven proclamó la beldad del Príncipe y, tal como le había dicho el guardia, este lo atendió inmediatamente. Así que cuando estuvieron a solas, la bruja retomó su verdadera y hermosa forma frente a los ojos del joven monarca y, reprimiéndolo por lo vanidoso que era, lo convirtió en una rana.

- ¡Y solo podrás volver a ser humano si una princesa de buen corazón te da un beso! -concluyó la bruja su maldición.
- ¡No! ¡Por favor! ¡No sea tan cruel! -suplicó el Príncipe, convertido en rana-. ¡Me veo horrible! ¡Por favor tenga piedad! ¡Concédame al menos una pequeña petición!.
- ¿Cuál? -inquirió la bruja, con desdén, considerando volver a convertirlo en humano si se lo pedía con humildad.
- Por favor, no me deje convertido en una rana verde y asquerosa -suplicó el Príncipe-. Por lo menos, conviértame en un especie de rana hermosa, de brillantes colores y esplendor.
- ¿Estás seguro de eso? -le preguntó la bruja, sorprendida por su vanidosa petición-. ¡Eso sellará tu destino!
- ¡Sí, estoy seguro! ¡Por favor! ¡Se lo ruego!

La bruja, entonces, convirtió al Príncipe en una hermosa y brillante rana dorada y se lo llevó a un pantanoso estanque lleno de ranas para que viviera entre los suyos.

Sin embargo, al ser la única rana dorada del estanque, el Príncipe estaba convencido de que, gracias a su hermoso color,  llamaría la atención de cualquier princesa que pasara por allí y rompería la maldición.

Ese mismo día, una joven Princesa, que siempre había soñado con vivir un cuento de hadas, visitó el estanque y empezó a besar todas las ranas con la esperanza de encontrar a su príncipe de ensueño convertido en una.

De tal forma, cuando el Príncipe vio esto, dio un gran salto desde el fondo del pantanoso estanque hasta los pies de la Princesa para que esta rompiera la maldición. Pero, tan pronto la Princesa vio a la rana dorada a sus pies, recordó la advertencia de su tutor de biología y salió corriendo, gritando despavorida.

Y el Príncipe, a pesar de ser la rana más bella del estanque, tuvo que pasar el resto de su vida solo, porque tanto las ranas, como los otros animales, se alejaban de él debido a su hermoso, brillante y característico color dorado.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

domingo, mayo 20, 2018

1216 - Vacante Ocupada.

Sir Helder Amos | domingo, mayo 20, 2018 |
Tenía la dirección correcta, porque a las 3:33 a.m. apareció una misteriosa puerta en el fondo de aquel obscuro callejón abarrotado de basura. Así que sin perder ni un segundo, aparté la basura de mi camino y entré por ella sin ni siquiera tocar.

Me encontré en una pequeña habitación completamente pintada de negra, que tenía como única decoración un crucifijo invertido en la pared del fondo y, debajo de este, un  gran trono, dorado y rojo, donde estaba sentado un pálido jovencito como de 15 años, de cabellos dorados que le llegaban hasta los hombros y que estaba vestido con una holgada, casi transparente, bata blanca.

- ¡Al fin te encontré! - le dije, sorprendido de ver a alguien tan joven y hermoso en aquel lugar.
- ¿Y para qué me buscas? -me espetó el chico, obviamente enojado, mientras se quitaba el pelo de la cara para mirarme con sus peculiares ojos, porque uno era celeste como el cielo, mientras que el otro dorado como el oro.
- Me han dicho que puedes concederme mi más profundo deseo.
- Sí, pero sabes cuál es el precio, ¿no?
- Sí y estoy dispuesto a pagarlo -le afirmé, parándome muy recto.
- Muy bien, hagámoslo -dijo el chico, sonriendo malévolamente.

Parándose sobre su trono, el chico dio un gran salto y cayó justo en frente de mí. Luego, me sorprendió agarrándome fuertemente con una mano por mis mejillas y, apartándose el pelo de la cara con la otra, me obligó a verlo directo a sus heterocromáticos y hermosos ojos.

No había pasado ni un segundo cuando su hipnotizante mirada me cautivo y me transportó, porque sentí que el pequeño cuarto negro se tornaba a cuadros monocromáticos, mientras que él escudriñaba dentro mi alma.

- No buscas dinero -susurró el chico, mientras una lluvia de billetes caía a mi alrededor.
- No buscas amor -continuó, y esta vez sentí como una terrible mano me arrancaba el corazón y lo tiraba a un lado.
- ¡Y tampoco buscas felicidad! -añadió, mientras un par de mariposas se escaparon volando de mi interior por el agujero que me había dejado en el pecho.
-Lo que buscas es...

Con el ceño fruncido y una mirada asqueada, el joven me soltó bruscamente y me escupió en la cara. Lo que me regresó a la realidad y al pequeño cuarto negro.

- Escúchame bien. Nunca, NUNCA, vas a poder ser cómo yo -bramó el chico, agarrándome con su increíble fuerza por la camisa y echándome del cuarto.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, mayo 17, 2018

1215 - El Pajarito Impaciente.

Sir Helder Amos | jueves, mayo 17, 2018 |
- ¿Ya puedo salir, papá? -preguntó el pajarito amarillo.
- No –le respondió el Padre Tiempo.
- ¿Ya puedo salir, papá? –preguntó de nuevo, un minuto más tarde.
 - Te dije que no.
- ¿Y ahora? ¿Ya puedo salir, papá? –volvió a preguntar, otro minuto más tarde.
- No, todavía no.

De tal forma, el pajarito hizo la misma pregunta una y otra vez, obteniendo siempre una negativa como respuesta, pero al preguntar por sexagésima vez:

- ¿Ya puedo salir, papá?
- Sí, ahora sí, ¡sal! ¡rápido! –le ordenó el Padre tiempo, con brío.
- ¡Siii! –festejó el pajarito, saliendo apresuradamente por las puertecitas que lo mantenían encerrado-. ¡Cú-cú! ¡Cú-cú! ¡Cú-cú!

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


martes, mayo 15, 2018

1214 - Amor Inolvidable.

Sir Helder Amos | martes, mayo 15, 2018 |
Después de que me dejó y vi mi cuerpo desnudo frente al espejo, fue que mi cuenta de lo tonta que había sido al caer en su juego; porque entendí que todas las cicatrices que me habían quedado de las cientos de veces que él, por diversión y morbo, apagó sus cigarrillos en mi cuerpo siempre me lo recordarían.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, mayo 10, 2018

1213 - El Castillo de Naipes.

Sir Helder Amos | jueves, mayo 10, 2018 |
A pesar de que siempre se la mantenía alardeando y diciéndose a sí mismo: “soy bello, soy fuerte y el mejor de todos”, se le podía derribar fácilmente con cualquier comentario que arrastrara a sus oídos la más suave ventisca.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

martes, mayo 08, 2018

1212 - El Secreto de las Pirámides.

Sir Helder Amos | martes, mayo 08, 2018 |
Montañas de arena caliente al este y al oeste se levantaban imponentes, rodeándolo por todos lados sin dejarle ninguna salida.

Estaba seguro de que se convertiría en una victima más del desierto, hasta que una sombra apareció por el horizonte.

- ¿Estás perdido? -le preguntó el hombre barbudo de piel curtida, desde la altura de su camello.
- Sí, señor, perdí el rumbo -respondió el explorador- ¿Tiene un poco de agua?
- ¡Toma! -le dijo, lanzándole una cantimplora-. ¿A dónde ibas?
- A las pirámides, señor.
- ¿Para qué? -inquirió el hombre, perspicazmente.
- Verá, señor, soy un explorador y creo que he descubierto el secreto que esconden las pirámides.

El hombre bajó del camello de un salto y acercándose mucho al explorador, le susurró al oído:

- Ese es un secreto muy peligroso.
- Lo sé, señor, pero estoy dispuesto a arriesgar mi vida por desvelar toda la verdad.
- ¡Qué bueno saber eso!

Luego, en un abrir y cerrar de ojos, el hombre sacó su filosa espada y mutiló al explorador hasta que no quedó nada de él. Y solo fue una cuestión de horas, antes que, gracias al fuerte viento del desierto, la amarilla arena de las montañas que lo rodeaban cubrieran sus restos como si también estuvieran protegiendo el secreto de las pirámides.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


domingo, mayo 06, 2018

1211 - Las Deudas del Convento.

Sir Helder Amos | domingo, mayo 06, 2018 |
Las monjas del convento entraron al club y todos los presentes alzaron sus tragos y gritaron con emoción, porque una vez al mes las monjas bajaban de la desolada montaña donde vivían y se quitaban los hábitos y todas sus ropas muy sensualmente al son de la música, quedándose solamente con sus rosarios puestos, mientras tomaban posesión de todos los tubos del club de stripers.

Horas más tardes, al regresar al convento, mientras la madre superiora contaba todo el dinero que las monjitas habían recaudado. El Padre las mandó a bañarse con agua bendita y que luego se fueran a dormir rezando un Padre Nuestro.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


martes, mayo 01, 2018

1210 - El Mejor Error.

Sir Helder Amos | martes, mayo 01, 2018 |
Cuando la joven cumplió 16 años, su madre de 32 la sentó en el sofá y hablándole muy seriamente le dijo:

- Toma, querida -dándole un puñado de condones variados.
- ¡¿Mamá?! ¿Qué esto? -chilló la chica, mirándolos asqueada-. ¿Por qué me das esto?
- Porque yo sé que ya estás en una edad en la que tu cuerpo va a empezar a sentir nuevas necesidades fisiológicas, y no quiero que arruines tu vida cometiendo el mismo error que yo cometí.

La joven, se quedó en silencio viendo los condones y, después de un largo rato, le dijo a su madre:

- ¿Eso significa que arruiné tu vida? -balbuceó, mordiéndose el labio inferior-. Porque yo soy el error que cometiste, ¿no?
- No, no, no, querida, ¡dame!, ¡dame! -saltó la madre, abalanzándose sobre su hija para quitarle los condones-. Tu fuiste el mejor error que he cometido y te amo, así que dame, dame esos condones, porque si sales embarazada y tienes una hija como tú, sería la mejor bendición que podría tocarte.

Pero la joven fue más rápida y, alejando los condones del alcance de su madre, añadió con guiño:

- Mejor me los quedo, prefiero no arriesgarme.

Fin.

El Árbol, la nueva obra de teatro de Sir Helder Amos, autor de 365 Microcuentos, que te hará cuestionar tus creencias ya se encuentra disponible exclusivamente para Kindle.
Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos