viernes, diciembre 28, 2018

1286 - La Sirena de Cabello Negro.

Sir Helder Amos | viernes, diciembre 28, 2018 |
”¿Por qué yo?” se preguntó la única sirena de cabello negro, mientras se peinaba su larga, abundante y hermosa cabellera negra frente al espejo y, a pesar de que estaba cansada de escuchar a las otras sirenas de coloridos cabellos alagar su negra melena, no paraba de repetirse la misma pregunta: “¿por qué yo?” cada vez que se peinaba su larga, abundante y hermosa cabellera negra.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, diciembre 24, 2018

1285 - El Santa Moderno.

Sir Helder Amos | lunes, diciembre 24, 2018 |
Cuando consultó los estados de cuenta de su tarjeta, se sorprendió al ver que alguien había pagado todos los regalos que había comprado para navidad.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


viernes, diciembre 21, 2018

1284 - Las Cartas Para Santa.

Sir Helder Amos | viernes, diciembre 21, 2018 |
Hace mucho, mucho tiempo, para tratar de ayudar a su amado con todo el trabajo que tenía en los días más ocupados del año, la Sra. Claus se coló en el estudio de su esposo mientras él se bañaba, pero las cartas que encontró en el saco que había sobre el escritorio la escandalizaron.

- ¡¿Querida, qué haces aquí?! -le preguntó Santa Claus al regresar a su estudio y encontrar a su esposa  esperándolo, parada sobre el escritorio con los brazos cruzados y todo el maquillaje corrido por las lágrimas que corrían por su mejilla.
- ¿Me puedes explicar esto? -vociferó la Sra. Claus, mostrándole las cartas que tenía en la mano.
- ¿Esas cartas? Pues...  -balbuceó Santa-. Pues esas cartas... esas son las cartas que me enviaron los niños con lo que les gustaría que les regale en navidad.
- ¿Ah, sí? -inquirió la mujer, bufando.
- Pues, sí, querida, verás... -respondió Santa, intentando apaciguarla.
- Entonces me quieres decir que... -gritó la Sra. Claus, desdoblando una de las cartas-, Melany, te escribió: “Querido Santa, Espero que lo que hicimos anoche no me ponga en la lista de chicas malas, porque a pesar de que en verdad fue algo muy, muy malo, yo lo disfruté mucho,y estoy segura que tú también, así que no puede ser tan malo si ambos lo disfrutamos”, ¿solo para pedirte un nuevo juguete?
- Querida, no es lo que piensas...
- O no, mira lo que Érica -continúo la furiosa Sra. Claus, sin dejar hablar a su marido-, te escribió: “Querido Santa, este año he sido una chica muy, muy mala, pero tú ya sabes esto porque ambos hemos sido malos juntos, así que no te voy a pedir nada, porque con tenerte a tí me basta”, para recordarte que no tenías que llevarle ningún regalo...

Pero antes de que la Sra. Claus pudiera continuar leyendo las otras cartas que le habían escrito a su marido, Santa salió corriendo de su estudio y, sin ni siquiera recoger sus cosas, abandonó su taller y el polo norte para siempre, y es por eso que, desde entonces, le toca a los padres comprar los regalos de navidad a su hijos.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, diciembre 19, 2018

1283 - Las Cartas Para Satán.

Sir Helder Amos | miércoles, diciembre 19, 2018 |
Al ver que ya faltaban pocos días para la llegada de la navidad, el cartero sorteó a vuelo de pájaro todas las cartas que los niños le habían escrito a Santa y, metiéndolas en un gran saco, partió al polo norte para entregarlas personalmente.

El cartero recorrió miles de kilómetros cargando el pesado sacó en su espalda, y tuvo que enfrentarse a toda clase de problemas: tuvo que cruzar lagos congelados, tuvo que luchar contra osos polares y hasta tuvo que pasar varias noches a la intemperie del frío polo norte para poder entregar sus cartas.

Sin embargo, cuando el pobre y cansado cartero llegó al pequeño buzón que había a unos cuantos metros del taller de Santa y empezó a sacar las cartas del saco para dejarlas en su destino, notó horrorizado que había cometido un gran error, porque todas las cartas que traía consigo estaban dirigidas a otra persona.

- ¡¿Qué diablos?! -se quejó el cartero, titiritando de frío-. ¿Qué demonios le pasa a los niños de ahora?

En eso, una cálida brisa acarició el congelado rostro del cartero.

- Creo que tienes algo para mí... -dijo una voz grave y fría a las espaldas del cartero.

De pronto, el cartero empezó a sentir mucho miedo y, al mismo tiempo, comenzó a hacer un intenso calor que empezada a derretir la nieve a su alrededor.

- Sí-sí-sí... -titubeó el cartero, sin atreverse a voltear para comprobar que la persona que le hablaba era el destinatario de las cartas-. To-todas esas -indicó, señalando el saco.

- Muchas gracias -dijo la voz. Luego, se escuchó un chasquido de dedos y todas las cartas se prendieron fuego y, en un par de segundos, ardieron hasta que no quedaron más que sus cenizas-. Por cierto, para responder a tu pregunta, -añadió la voz-, los niños de ahora prefieren no ser juzgados ni arriesgarse a recibir un pedazo de carbón.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, diciembre 17, 2018

1282 - La Paz Mundial.

Sir Helder Amos | lunes, diciembre 17, 2018 |
Mientras veía el concurso de belleza con mi madre, después de la sección de preguntas donde todas las candidatas dijeron que lo que más deseaban era la paz mundial, ella remarcó:

- ¡Estas niñas si son estúpidas! -mientras metía la mano en el tazón de palomitas de maíz-. Esto es lo que tienen en la cabeza –añadió, sosteniendo una palomita frente a mis ojos-. Todas son iguales de tontas y plásticas, bah, pidiendo paz mundial como si fuera algo tan fácil de lograr.

Sin decir nada más, mi madre se comió grotescamente la palomita mientras yo me quedé en silencio pensando en sus palabras y, para cuando coronaron a la nueva reina de belleza, concluí que ella estaba equivocada.

- ¿Sabes algo, ma? Esas chicas no son tontas ni estúpidas –le dije, mientras apagaba el televisor-. Tontos y estúpidos son los presidentes del mundo, que lo único que quieren guerra y más poder del que ya tienen para sentirse admirables y respetados.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


jueves, diciembre 13, 2018

1281 - El Hogar de la Tortuga.

Sir Helder Amos | jueves, diciembre 13, 2018 |
Cuando el Tío Conejo terminó de construir su madriguera, hizo una gran fiesta e invitó a todos sus amigos para que conocieran su nuevo hogar. Unos meses después, a pocas semanas de que llegara el invierno, Mamá Osa también organizó una gran fiesta cuando encontró la cueva perfecta en la que invernaria ese año, para que todos la conocieran.

La Tortuga que había asistido a ambas fiestas, al ver la felicidad de sus amigos al sentir lo calentita que eran sus nuevos hogares, sintió que a ella también le gustaría tener su propio hogar, así que desde entonces, empezó a buscar por tierra y por mar su casa ideal para hacerla su hogar.

Des esta forma la Tortuga busco por años, cientos de años y pasó toda su vida buscando un lugar al cual podría llamarlo hogar. Hasta que un día, cuando ya estaba cansada y muy anciana para seguir buscando, la Tortuga decidió tomar un descanso y se metió adentro de su caparazón y, al hacerlo, descubrió que su búsqueda había sido en vano.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


martes, diciembre 11, 2018

1280 - El Niño Raro.

Sir Helder Amos | martes, diciembre 11, 2018 |
Cuando el nuevo niño completamente normal ingresó a la escuela para niños raros, todos los demás se burlaron de él por ser raro.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


domingo, diciembre 09, 2018

1279 - La Brújula Esdrújula.

Sir Helder Amos | domingo, diciembre 09, 2018 |
La vena de su frente parecía que estaba a punto de explotarle, se había equivocado, trás haber girado a la derecha en la segunda luna de Júpiter, había perdido la dirección.

- ¡Señor! ¡El Galáctico Enmascardo nos está alcanzando! -le gritó su ayudante desde la parte trasera de la nave.
- ¡Lo sé! ¡Lo sé! -vociferó, obstinado, mientras se paraba de un salto del timón de la nave para buscar su brújula y tratar de recuperar la dirección. Pero cuando abrió la gaveta donde usualmente la guardaba, se exasperó al no encontrarla-. ¡Mi brújula! ¡¿Dónde metiste mi brújula?! -regañó a su ayudante, mientras sacaba uno y otro diccionario de la gaveta donde se suponía que estaría.
- ¿Brú-brújula? -balbuceó el ayudante, estirando y acercando uno de sus vicosos ojos sobre los hombros de su jefe para ver mejor el interior de la gaveta.
- ¡Sí! Mi brújula, la que te ordené que guardaras en esta gaveta -gritó el hombre, sacando aún más diccionarios de la gaveta- ¿Dónde está? -le preguntó- además, ¿podrías explicarme que hacen todos estos diccionarios aquí?
- No se enoje, jefe, pero... -empezó a decir el ayudante, retractando su ojo-. Pero pensé que había dicho “esdrújula”.

Y afortunadamente para el tonto ayudante, en ese mismo instante, antes de que toda la ira de su vil jefe cayera sobre el él, el fulgor de la nave del Galáctico Enmascarado los cegó y los paralizó al alcanzarlos.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, diciembre 05, 2018

1278 - Grandes Cambios.

Sir Helder Amos | miércoles, diciembre 05, 2018 |
Habían pasado 13 años desde que había dejado su querido hogar, en aquel entonces apenas tenía 18 y se marchó sin darle mucha importancia, pensando solamente en todas las aventuras que viviría y en lo excitante que se convertiría su vida.

Así que mientras regresaba, miró con melancolía a través de la ventanilla del coche y sonrió al ver que todo en su vecindario seguía igual que antes: las calles eran las mismas, las casas eran las mismas, hasta los pequeños grafitis que había hecho con sus amigos en su adolescia seguían allí, nada había cambiado.

Pero cuando se bajó del coche frente a su antigua casa, la realidad lo golpeó, porque pudo ver a la distancia el gran árbol en el que se había convertido el pequeño arbolito que había sembrado en el patio trasero antes de su partida.  Y esto le hizo sentir mucho miedo al escuchar el chirrido de la puerta principal mientras se abría lentamente.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, diciembre 03, 2018

1277 - El Baño Rápido.

Sir Helder Amos | lunes, diciembre 03, 2018 |
Era tarde, así que abrió la llave de la ducha y, creyéndose muy inteligente,  en vez de meterse y bañarse rápidamente, se paró frente al espejo, se mojó un poco los pelos, se los peinó y, sacando una botellita de perfume del estante detrás del espejo, se roció con él todo el cuerpo hasta quedar empapado.

“Estoy listo” pensó, creyendo que nadie se daría cuenta, pero cuando salió del baño, allí estaba, parada como un toro furioso en frente de la puerta, su mamá lo esperaba con una sonrisa macabra en los labios y su cinturón de cuero en las manos.

- O-o-olvidé la toalla -balbuceó el pequeño al verla-. ¿Me la pasas, por favor? Para darme un baño rápido.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


martes, noviembre 27, 2018

1276 - La Jubilación Osuna.

Sir Helder Amos | martes, noviembre 27, 2018 |
Cuando el Oso Pardo vio relucir en su oscuro pelaje una brillante cana, supo que su tiempo cazando salmones junto al río y rascándose con la corteza de los árboles del bosque estaba llegando a su fin, porque se estaba acercando el momento de jubilarse y emigrar al norte, donde pensaba encajar perfectamente con el gélido clima una vez que su pelaje se tornara completamente blanco.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, noviembre 19, 2018

1275 - Las Palomitas Azules.

Sir Helder Amos | lunes, noviembre 19, 2018 |
En la torre más alta, la princesa vio desde el balcón de su habitación revolotear las dos hermosas palomitas azules que su amado dejaba en libertad cada vez que recibía una de sus cartas, así que fue a prepararse para bajar a la recepción del castillo, a recibir su respuesta, porque usualmente a su amado solo le tomaba un par de horas responder a sus escritos.

Sin embargo, está vez, la princesa espero por horas y horas, pero ninguna carta llegó. Así que, consternada, regresó al balcón de su habitación y, al cerciorarse de que las dos hermosas palomitas azules estaban revoloteando sobre los techos de las casas de su reino, soltó un gran suspiro y muy tristemente se dijo a sí misma: 

- Para esto le hubiera escrito por WhatsApp. 

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, noviembre 12, 2018

1274 - Calentamiento Global.

Sir Helder Amos | lunes, noviembre 12, 2018 |
Era un caluroso, soleado, amarillo y normal día en el desierto cuando de pronto el cielo se nubló, cubriéndose de unas oscuras nubes de tormenta que trajeron consigo un terrible aguacero.

Los camellos se levantaron sorprendidos y estiraron su largo cuello al cielo para abrir sus bocas. Mientras que los demás insectos y animales del desierto intentaron esconderse y enterrarse lo más que pudieron en la mojada arena.

Los niños gritaban de emoción y jugaban bajo la lluvia, y los adultos alababan al cielo, agradecidos por aquel milagro que demostraba la existencia del creador.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, octubre 31, 2018

1273 - La Duda del Fantasma Filosófico.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 31, 2018 |
Se paró frente al espejo y al no ver su reflejo dudó de su existencia.

- ¿No existo? -se preguntó, mirando sus semitransparentes y blancuzcas manos.

En ese momento, la ama de llaves entro en la habitación y al ver a su difunto Señor, pegó un grito horrorizada y huyó corriendo.

- ¿Sí existo? -se preguntó, mirando sus semitransparentes y blancuzcas manos.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, octubre 29, 2018

1272 - Las Calabazas de Halloween.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 29, 2018 |
Se dejó caer en la tierra bajo el ardiente sol, estaba cansado y enojado. Pero tras un largo momento, levantó la cabeza, se quitó el sudor de la frente y miró al jardín de calabazas que estaba a unos pocos metros de él, eran realmente hermosas, grandes y de un color naranja tan brillante que estaba seguro que brillarían en la oscuridad, por lo que sí eran perfectas para Halloween.

- ¡Maldita bruja! -exclamó, al ponerse de pie nuevamente, luego corrió  hacía donde las calabazas estaban para tratar de recogerlas, pero al acercarse, aquellas calabazas empezaron a rodar por el jardín, huyendo, al mismo tiempo que emitían un sonido muy parecido al de una carcajada burlona. 

 Y en su corredera por tratar de recoger su cosecha, recordó con amargura a aquella peculiar y misteriosa mujer que le había dado esas semillas de calabazas durante la noche de Halloween del año anterior, y se sintió muy estúpido por haber pensado que su atuendo era tan solo un disfraz.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


Reto Literario: Halloween.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 29, 2018 |

El Reto Literario del fin de semana consistió en escribir un Microcuento utilizando algunas palabras de Halloween con otras no tan de Halloween. Y estos fueron algunos de los participantes:



 Y ahora el Reto es para ustedes, así que pueden dejar sus Microcuentos para este Reto de Halloween  en los comentarios de esta entrada. Además, les recuerdo que pueden el resto de los Microrrelatos participantes en el Momento en Twitter,

viernes, octubre 26, 2018

1271 - La Suerte del Gato Negro.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 26, 2018 |
Cuando el gato negro llegó a su nuevo hogar, se sintió afortunado al ser adoptado por un convento en vez de por una bruja que fuera a usarlo como medio para hacer sus hechizos. Porque había escuchado como varios de sus amigos habían perdido más de una vida por culpa de las horrendas brujas.

Pero después de un par de semanas viviendo tranquilamente entre las monjitas, en la primera luna llena que apareció desde su llegada, las religiosas lo agarraron y lo llevaron frente al altar, donde lo alimentaron y lo acariciaron hasta que el reloj marcó las doce. Luego, instantáneamente, como si una entidad hubiera poseído a las delicadas monjitas, todas empezaron a rezar a gritos, sacaron sus pesadas biblias y comenzaron a golpear frenéticamente al desafortunado gato negro, matándolo una y otra vez hasta dejarlo sin sus nueve vidas.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


martes, octubre 23, 2018

1270 - El Fantasma Floreado.

Sir Helder Amos | martes, octubre 23, 2018 |
Cuando los amigos que compartían el departamento con la difunta Karina regresaron del velorio, estaban consternados, ella era tan joven y bella, pero al mismo tan desordenada y alocada que su muerte no los tomó por sorpresa.

Entre todos recogieron sus cosas y cuando llegaron a la lavandería sonrieron con nostalgia, al ver la cesta de la ropa sucia repleta de toda la ropa y sábanas que tenía Karina, porque una de las cosas más características en ella era que siempre usaba sus camisetas varias veces o, incluso, al revés porque nunca tenía ropa limpia debido a que detestaba lavar.

Pero mientras la recordaban, todos se quedaron petrificados al sentir una gélida ventisca en la lavandería y, frente a sus ojos, apareció flotando sobre ellos una sábana floreada (muy fea) semitransparente que tenía dos agujeros por donde se podían ver los ojos de la difunta Karina.

Asustados y confundidos al ver el tan peculiar fantasma, uno de ellos no pudo contenerse y preguntarle:

- ¿Ka-karina? ¿E-e-eres tú?

A lo que el fantasma  asintió levemente. Y sintiéndose un poco más en confianza con el fantasma de su difunta amiga, otro, que era más curioso le pregunto:

- ¿Qué hay con esa sabana floreada? ¿Los fantasmas no se suponen que son blancos?

Pero a lo que vieron al fantasma tildar un poco la cabeza a donde estaba la cesta de la ropa sucia, todos se olvidaron del miedo que sentían y rieron a carcajadas.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, octubre 22, 2018

1269 - Jack el Destripador

Sir Helder Amos | lunes, octubre 22, 2018 |
La noche del 31 de octubre de todos los años, Jack, el hombre de palo con cabeza de calabaza, regresaba al mundo de los vivos para poder jugar y divertirse con todos los niños disfrazados que se cruzaran en su camino, porque amaba a los niños y sus risas lo hacían tan feliz que no le importaba pasar el resto del año en las tinieblas, con tal de tener ese día con ellos.

Así que todos los años Jack escogía a la mejor, más grande y más colorida calabaza para tallarla con el fin de que fuera su cabeza y poder visitar el mundo de los vivos con una cabeza fresca y en buen estado.

Pero ese año, cuando Jack visitó el jardín de las calabazas, se horrorizó al descubrir que una peste había caído sobre ellas y que todas estaban podridas.

Así que sin más opción, para no perderse su día favorito del año, se puso una de esas calabazas llenas de moscas y gusanos como cabeza para venir al mundo de los vivos, subestimando que el tipo de calabaza que usara como cabeza fuera tan importante como lo que sentía al ver la alegría de los niños.

Pero estaba equivocado, porque con una cabeza podrida no pudo soportar las risas y la alegría de los niños y terminó convirtiéndolas en llanto y desesperación.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

domingo, octubre 21, 2018

Reto Literario: No Ficción - Paranormal.

Sir Helder Amos | domingo, octubre 21, 2018 |

 El Reto Literario 365 Microcuentos de este fin de semana, tuvo de temática los hechos paranormales que nuestros seguidores han tenido o les han contado, y estos son algunos de los microrrelatos participantes:





Participa tú también y deja tu Microcuento de No Ficción Paranormal basado en un hecho real en los comentarios, y no olvides de leer todos los microrrelatos participantes en el Momento del Reto en Twitter.

viernes, octubre 19, 2018

1268 - El Payaso Satánico.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 19, 2018 |
Miró su reflejo en el espejo y, horrorizado, le pegó un puñetazo tan fuerte que lo hizo añicos y se corto la mano, porque en su frente había aparecido la primera marca, la forma de un número 6 le ardía como si se la hubieran hecho a hierro caliente tal cual ganado.

Con la sangre que brotaba de la herida de su mano, intentó lavarse la marca, pero al verse  en los restos del espejo que estaban  esparcidos por todo el baño, sintió que había empeorado las cosas, porque ahora su rostro estaba ensangrentado.

Sin embargo, no podía parar su frustración, así que lloró hasta que el maquillaje se le corrió, se jaló tan fuerte de los pelos que se lo arrancó a mechones y apretó tanto los dientes que algunos se le partieron.

Poco a poco su aspecto de un lindo y divertido payaso que le había traído alegría y sentido a su vida con las sonrisas de todos los niños que se rían de sus chistes malos iba desapareciendo, para convertirse en lo que más había temido. Y todo por cambiarle su alma al diablo por hacer reír a aquel único niño, el mismísimo hijo del demonio, que nunca en su vida había reído hasta que vio a su padre engañar a un pobre payaso.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, octubre 17, 2018

1267 - El Sueño Inmortal.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 17, 2018 |
Toda su vida soñó con convertirse en un gran músico. Desde pequeño empezó a tomar clases de guitarra, piano y flauta, sin obtener resultados. Pero no se rindió allí, así que de adulto intentó tocar la batería, el bajo y hasta violín pero solo terminó sufriendo de migrañas. Sin embargo, como su sueño era más grande que sus intentos fallidos, de anciano se arriesgó a probar el trombón y hasta el triángulo, pero estos tampoco pudo afinar. De esta manera, murió muy triste porque contrario a su gran sueño, la música era lo que menos se le daba, al no tener dotes musicales.

Sin embargo, incluso después de muerto, era tan grande su sueño y sus ganas de convertirse en un gran músico que tampoco se  rindió y, a medida que su cuerpo se descomponía, empezó a usar su esqueleto como si fuera un xilófono, y su insistencia lo maravilló, porque descubrió que el sonido de sus huesos creaban las más hermosas y peculiares melodías.

Desde entonces, pasó la eternidad siendo el esqueleto más feliz del inframundo, creando música con su cuerpo y viviendo el sueño que no pudo vivir en vida.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, octubre 15, 2018

1266 - La Casa de los Espantos.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 15, 2018 |
El rumor de que aquella casa de los espantos, que solo estaría por un fin de semana en el pueblo, era tan aterradora, que nadie seguía siendo el mismo después de pasar por ella, se corrió rápidamente, así que el lunes siguiente todos en el pueblo estaban hablando sobre ella.

- ¿Visitaste la casa?
- Sí, pero fue una gran estafa, no me dio nada de miedo.
- ¡A mí tampoco! Incluso, creo que mi aburrimiento se notó en mi cara, porque uno de esos zombies baratos y malmaquillados me mordió.
- ¿En serio? ¡A mí y a mis amigos también nos mordieron! ¡Mira!

Y cuando se mostraron las mordidas, sintieron el verdadero espanto de la casa de los espantos, porque toda la piel alrededor de la marca de los dientes de los zombies se había muerto y se estaba descomponiendo muy rápidamente, tornándose verde y llenándose de gusanos.

El rumor era real, tan solo era cuestión de días para que nadie en el pueblo siguiera siendo el mismo.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


domingo, octubre 14, 2018

Reto Literario: Epistolar.

Sir Helder Amos | domingo, octubre 14, 2018 |
Esta semana, inspirado en Frankenstein, la reconocida obra de Mary Shelley, el Reto Literario consistió en escribir un Microcuento de Terror de forma epistolar sobre un monstruo que comenzara y terminara con las frases indicadas. Y estos fueron algunos  de los Microrrelatos participantes:






Pero pueden leer todos los microcuentos participantes en el Momento del Reto en Twitter y, también los Reto a que me dejen en los comentarios de esta entrada su Microcuento Epistolar de Terror si no les dio tiempo participar.

viernes, octubre 12, 2018

1265 - El Ogro Pacífico.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 12, 2018 |
Había una vez, en las profundidades de un frondoso bosque, un Ogro que vivía en un pantano asqueroso y putrefacto, lleno de sapos, moscas, cucarachas y arañas al cual nadie se acercaba. Este Ogro vivía muy feliz y pacíficamente en su pantano que para él era como su gran castillo. Él no salía nunca de su pantano, así que nunca molestó a ningún otro animal del bosque ni, muchos menos, a los humanos que muy raramente pasaban cerca de su preciado hogar.

Sin embargo, en los alrededores del bosque donde vivía el ogro, había una pequeña aldea que no sabía de la existencia del ogro, hasta que un día un cazador perdido se encontró con el pantano y hogar del ogro mientras deambulaba buscando su camino de regreso.

De tal forma, cuando el cazador volvió a la aldea y les contó a todos lo que había encontrado en el bosque, todos los hombres se alertaron y, para proteger a sus mujeres y niños del ataque del pacífico ogro que nunca antes los había molestado, decidieron matarlo. Así que fueron por él con antorchas, pistolas, palas y picos. 

Cuando llegaron al pantano, el ogro se estaba bañando en un charco de lodo y, al ver a todos los hombres aproximarse, trató de esconderse para que nadie lo viera y lo dejaran en paz. Pero al verlo correr, los hombres pensando que el ogro les temía y que quería escapar, así que empezaron a atacarlo con todas sus armas despiadadamente.

Y, aunque las balas no podían penetrar la gruesa piel del ogro y todos los ataques que le propiciaron a duras penas le hacía cosquillas, el ogro al sentirse atacado perdió los estribos y, perdiendo la paz interna que lo caracterizaba, se lanzó contra los hombres e hizo una masacre, matándolos a mordiscos, patadas y golpes, desmembrándolos con sus fuertes brazos, sacándole sus ojos, tumbándole los dientes y hasta comiendo sus intestinos hasta que no quedó ni uno solo vivo.

Desde entonces, a pesar de lo pacífico que era el ogro, ahora es conocido como el terrible ogro del bosque, aunque siga viviendo pacíficamente en su pantano sin molestar a nadie.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, octubre 10, 2018

1264 - La Novia de Frankenstein.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 10, 2018 |
Él solo quería una acompañante que fuera como él: creado de la nada con partes falsas y que estuviera toda remendada. Por eso, cuando se enamoró de aquella hermosa y despampanante mujer, se sintió triste y vano, pero cuando ella le contó todas las prótesis y cirugías que se había realizado para alcanzar su belleza, se alegró porque descubrió que ella era justo lo que había soñado.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, octubre 08, 2018

1263 - El Sarcófago Vacío.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 08, 2018 |
En el laboratorio, los científicos, emocionados por su hallazgo, no podían esperar para abrir aquel misterioso sarcófago negro que habían logrado sacar del laberinto de aquella pirámide subterránea. Sin embargo, cuando levantaron cuidadosamente la pesada tapa, una cortina de polvo cubrió el lugar nublando sus miradas y, al disiparse, todos se desanimaron al ver que el sarcófago estaba vacío.

Mientras tanto, en la pirámide, cuando la momia del faraón al fin encontró el camino de regreso a su cámara funeraria después de pasar más de un milenio perdido en el laberinto, descubrió que alguien le había robado su sarcófago y no le quedó de otra que dormir en el piso.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


domingo, octubre 07, 2018

Reto Literario: Hombres Lobo

Sir Helder Amos | domingo, octubre 07, 2018 |

Como ya llegó Octubre, el mes de Halloween, todos los microcuentos publicados en la página durante este mes serán sobre Seres Fantásticos de Terror, así que por eso los Retos Literarios tendrán la misma temática, es por eso que el de este fin de semana, consistió en escribir un microrrelato sobre Hombres Lobo, utilizando palabras relacionadas a los Vampiros como los son: Ataúd, Estaca, Corazón, Collar de Ajo, Crucifijo y Cuello. Y estos fueron algunos de los participantes:






Pueden leer todos los Microcuentos participantes en el Momento del Reto en Twitter y, también, espero se animen a participar y me dejen sus Microrrelatos del Reto en los comentarios de este Post.

viernes, octubre 05, 2018

1262 - La Bruja Enamorada.

Sir Helder Amos | viernes, octubre 05, 2018 |
Después de usar la escoba voladora para limpiar la casa y el caldero de las pociones para preparar un delicioso estofado, mientras encendía las velas para su cena romántica sin decir ningún encantamiento, un peculiar sentimiento la invadió inesperadamente, provocándole una ligera sonrisa y un destello en sus ojos, porque sintió que al fin había descubierto la verdadera magia.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, octubre 03, 2018

1261 - La Maldición del Hombre Lobo.

Sir Helder Amos | miércoles, octubre 03, 2018 |
La mañana siguiente de la luna llena se despertó en su cama, lo cual lo sorprendió mucho, porque según le habían contado su primera transformación sería la más brutal y sanguinaria de todas. Sin embargo, tras desnudarse y mirarse detalladamente en el espejo, se alegró al descubrir que no tenía ningún golpe o herida y, con una gran sonrisa, pensó que, después de todo, no estaba tan mal ser un hombre lobo, porque su transformación no había sido dolorosa y ni siquiera se acordaba de nada lo que había pasado la noche anterior.

Sin embargo, cuando salió de la habitación, palideció y su pensamiento cambió drásticamente al encontrarse en lo que una vez fue la sala de su casa y que ahora se había convertido en una piscina de sangre, donde yacían los cuerpos de su esposa, sus hijos y sus dos gatos completamente desmembrados.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


lunes, octubre 01, 2018

1260 - El Vampiro Amante de los Gatos.

Sir Helder Amos | lunes, octubre 01, 2018 |
Desde que despertó, al caer la noche, el Vampiro lo hizo malhumorado, porque los aullidos que se escuchaban, desde que había salido la luna la llena un poco antes del anochecer, no lo habían dejado dormir bien, había llegado otra vez esa época del mes en la que tendría que luchar por la sangre sus presas contra esos "perros asquerosos" que era como él los llamaba.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


domingo, septiembre 30, 2018

Reto Literario: Viene la Luz.

Sir Helder Amos | domingo, septiembre 30, 2018 |


El Reto Literario de este fin de semana del 28 de septiembre fue escribir un Microrrelato utilizando las palabras: Oscuridad, Tinieblas, Negro, Gélido, Luz y Fortuna; y aquí están algunos de los Microcuentos participantes:





Si te gustaron estos microcuentos, no dejes de echarle un vistazo al Momento del Reto en Twitter, donde están todos los microrrelatos participantes y no olvides de dejar tu propio Microcuento en los comentarios para formar parte del ejercicio.

viernes, septiembre 28, 2018

1259 - El Sargento Feroz.

Sir Helder Amos | viernes, septiembre 28, 2018 |
Todos en el cuartel se preguntaban como el sargento, al ser tan feroz, había logrado encontrar el amor. Porque nadie sabía que, al llegar a casa, el sargento dejaba a un lado su uniforme y, entre gemidos y señas, como si fuera un cachorrito, le pedía a su esposa un tecito caliente para aliviar su irritada garganta de tanto gritar.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos


miércoles, septiembre 26, 2018

1258 - El Espresso sin Azúcar.

Sir Helder Amos | miércoles, septiembre 26, 2018 |
Todas las mañanas solía prepararse un espresso bien cargado y bien caliente sin azúcar, porque el amargo sabor del café le hacía recordar el sabor de la vida. Sin embargo, esa mañana, cuando él la despertó con el desayuno en la cama y tomó un sorbo del espresso que él le había preparado con tanto amor, le preguntó sorprendida:

- ¡¿Le echaste azúcar al café?!
- No –le dijo, dándole un beso en la mejilla-. Recuerdo muy bien que te gusta el espresso sin azúcar.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

lunes, septiembre 24, 2018

1257 - El Hilo de la Vida.

Sir Helder Amos | lunes, septiembre 24, 2018 |
Entre lágrimas y sonrisas, con el mismo hilo con el que acababa de terminar de coser el velo para el funeral de su marido, comenzó a tejer unas hermosas botitas para su primer nieto que venía en camino.

Fin.

Para mantenerte al día con todos los microrrelatos nuevos, tips de escritura, datos, contenido extra y mucho más, sígueme en:
Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos

domingo, septiembre 23, 2018

Reto Literario: ¡Chismes!

Sir Helder Amos | domingo, septiembre 23, 2018 |

 Este fin de semana, el Reto Literario estuvo inspirado en los chismes, así que consistió en escribir un Microcuento en formato diálogo que comenzara con la frase: "- ¿Te enteraste?" y que terminara con: "- ¡Ja! ¡Lo sabía!", y estos fueron algunos de los microrrelatos participantes:







 Pueden leer todos los Microcuentos participantes en el Momento del Reto y, también, pueden participar con sus propios microrrelatos déjandolo un comentario a esta entrada para que no se queden por fuera.