viernes, octubre 13, 2017

1144 - El Gato de la Bruja.

Cuando la bruja montó su tienda de cartomancia y quiromancia en el plaza central pueblo, todos los pueblerinos corrieron a la iglesia para alertar al arzobispo de lo que había pasado. Este, sin más opción que seguir a sus seguidores, se dirigió con ellos al lugar para comprobar lo que decían con sus propios ojos.

Efectivamente, cuando llegaron a la plaza central, el arzobispo corroboró las palabras de sus discípulos, quienes habían preparados sus armas y encendido sus antorchas para quemar y expulsar a la malvada bruja de su preciado hogar. Pero afortunadamente, mientras el arzobispo trataba de apaciguar a la multitud y de encontrar una solución pacífica a todo este embrollo, se percató de que en frente de la tienda de la bruja estaba posado un bellísimo gato blanco con brillantes ojos azules.

- ¡No se preocupen amigos, no hay nada que temer! ¡Miren! –anunció el arzobispo, acercándose al animal y acariciándolo gentilmente-. Esta bruja es de las buenas.

Fin.

Para mantenerte al día con todas las publicaciones, datos, e información pertinente a los microrrelatos y su autor, puedes seguir y descargar la aplicación gratis para Android en la Google Play Store: 365 Microcuentos
Twitter: @365Microcuentos
Facebook: @365Microcuentos
Instagram:@365Microcuentos
Pinterest: @365Microcuentos

Comparte este Post:

No hay comentarios:

Publicar un comentario